25 de Sep de 2021

América

Denuncian que un helicóptero de la Policía aterrizó en un colegio de Bogotá

Religiosos señalaron que ni el colegio, ni los misioneros tenían conocimiento de esas actividades y por tanto rechazan "este tipo de maniobras"

Bogotá
Desde el pasado miércoles movilizan a miles de personas en todo el país, hoy en Bogotá (Colombia).EFE

La comunidad religiosa claretiana denunció este miércoles que un helicóptero de la Policía colombiana aterrizó "abusivamente" en uno de sus colegios en Bogotá y realizó operaciones en medio de las protestas contra el Gobierno del presidente de Colombia, Iván Duque.

"Denunciamos ante la opinión pública que el día de ayer, 4 de mayo de 2021, en horas avanzadas de la noche, aterrizaron abusivamente en las instalaciones del colegio aeronaves helicoportadas, que hacen parte de las Fuerzas Militares y, adicionalmente, las fuerzas policiales entraron y usaron de manera arbitraria la institución educativa", dijo el Colegio Claretiano en un comunicado.

Ese colegio, ubicado en el populoso sector de Bosa, en el sur de la ciudad, explicó que los protocolos de Naciones Unidas, en el Derecho Internacional Humanitario, "prohíben la utilización de instituciones educativas para operaciones militares".

El documento agrega que ni el colegio, ni los misioneros tenían conocimiento de esas actividades y por tanto rechazan "este tipo de maniobras".

Ante la situación, en los próximos días la Comunidad de Misioneros Claretianos y el Colegio Claretiano de Bosa entablarán las "denuncias correspondientes ante los entes de control", con miras a clarificar y tener respuestas frente a este acto que calificaron de "lamentable y doloroso", y que los afecta "como defensores de la vida y de los Derechos Humanos".

Al menos 72 civiles y 19 policías fueron heridos en la asonada de la noche del martes en Bogotá, en la que vándalos atacaron al menos 23 estaciones de Policía, una de las cuales fue incendiada con 10 agentes dentro, que lograron ponerse a salvo, según informó hoy el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez.

Por su parte, la Policía informó que fueron 25 los Comandos de Atención Inmediata (CAI, pequeños cuarteles policiales) atacados por turbas y que de ellos tres fueron destruidos en su totalidad.

La peor situación ocurrió en el CAI del barrio La Aurora, en el sur de la capital, en donde vándalos prendieron fuego al cuartelillo en cuyo interior estaban los 10 policías.