Temas Especiales

05 de Ago de 2021

América

Policía allana medio crítico con Ortega, detiene a periodista y acosa a otros

Agentes se presentaron al estudio de producción de Esta Semana y de la redacción de Confidencial, en un edificio de oficinas del sur de Managua

Carlos Fernando Chamorro
El periodista nicaragüense y director del medio de comunicación Confidencial, Carlos Fernando Chamorro (Archivo).Jorge Torres | EFE

La Policía de Nicaragua allanó este jueves las oficinas donde funcionan los medios de comunicación Confidencial y Esta Semana, que dirige el periodista Carlos Fernando Chamorro, crítico con el presidente Daniel Ortega, y detuvo a uno de sus camarógrafos, cuyo paradero hasta ahora se desconoce, y acosó a un grupo de periodistas que daba cobertura.

El allanamiento a Esta Semana y Confidencial, que rentan oficinas luego de que el Gobierno le confiscara el edificio donde funcionaban el grupo de medios que dirige Chamorro, se produce cuando faltan menos de seis meses para las elecciones generales, en las que Ortega busca una nueva reelección.

Agentes policiales se presentaron al estudio de producción de Esta Semana y de la redacción de Confidencial, en un edificio de oficinas del sur de Managua, del cual retiraron documentos y equipos de grabación, y detuvieron al camarógrafo Leonel Gutiérrez, según constató Efe.

Esta Semana forma parte del grupo de medios al que pertenece Confidencial, que en diciembre de 2018 fue confiscado por el Gobierno de Nicaragua sin un proceso legal, según han denunciado.

Programas sociales del Mides

Gobierno desembolsará más de $56 millones para segundo pago de programas sociales

Lee más

"Exigimos la liberación inmediata de nuestro colega Leonel Gutiérrez, camarógrafo de Confidencial y Esta Semana, secuestrado por la Policía durante el segundo allanamiento ilegal al estudio de producción de Esta Semana, que fue confiscado en 2018", demandó Chamorro, hijo de la exmandataria Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997).

ACOSAN A PERIODISTAS

Chamorro, quien estuvo en el exilio durante diez meses tras la confiscación del edificio de Confidencial, afirmó que la Policía de Nicaragua "nunca va a confiscar el periodismo".

Durante el allanamiento, los agentes policiales acosaron e intentaron detener a un grupo de periodistas que cubrían el registro de las oficinas de los medios de comunicación, quienes huyeron para evitar ser capturados, aunque uno de ellos fue detenido y liberado minutos después cuando borró las imágenes que había grabado.

Los periodistas, entre ellos un equipo de la Agencia Efe, quedaron acorralados en un estacionamiento subterráneo del edificio de oficinas donde funciona el medio.

La reportera gráfica de la Agencia Efe en Nicaragua, René Lucía Ramos, relató que escapó de ser capturada al ocultarse dentro de un contenedor, pero vio cómo se llevaban al fotógrafo de la agencia France Press Luis Sequeira, quien fue puesto en libertad minutos después tras eliminar las imágenes de su teléfono móvil.

ALMAGRO PIDE CESO EL ACOSO

Esta Semana recibió muestras de apoyo de diferentes sectores, incluyendo al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

"Exigimos se respete la vida y la integridad física de los trabajadores de Confidencial y cese el acoso. El respeto a la libertad de expresión como elemento esencial de la democracia hace repudiable este tipo de atentados", apuntó Almagro.

Mientras el estudio de Esta Semana era allanado, la hermana del comunicador, Cristiana Chamorro, directora de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que promovía la libertad de prensa y la democracia, era acusada por el Ministerio de Gobernación por el supuesto delito de lavado de dinero.

La prensa en Nicaragua ha sufrido restricciones en los últimos años y los ataques contra periodistas o medios de comunicación han sido recurrentes desde el estallido social contra Ortega en abril de 2018.

Un informe divulgado ayer por el periódico más antiguo de Nicaragua, La Prensa, indicó que en abril pasado ocurrieron al menos 27 ataques contra la libertad de prensa en el país centroamericano.