30 de Nov de 2021

América

¡No hay intocables, la justicia tarda pero siempre llega!

La justicia tarda pero siempre llega, es nuestra primera expresión luego de conocer sobre la extradición a Estados Unidos del principal testaferro de la dictadura de Nicolás Maduro.

La justicia tarda pero siempre llega, es nuestra primera expresión luego de conocer sobre la extradición a Estados Unidos del principal testaferro de la dictadura de Nicolás Maduro.

Alex Saab, el testaferro más grande de Nicolás Maduro, amasó una fortuna incalculable producto de la corrupción, mientras que en Venezuela se vive una emergencia humanitaria compleja. En los últimos años no hubo en Venezuela una persona con el poder de Saab. Llegó a manejar el oro, el petróleo, la importación de combustible, el negocio de la construcción de vivienda, entre otros negocios. Su poder fue tal, que en un solo contrato de la faja petrolífera del Orinoco se manejaron $4,500 millones. Eso equivale a más de la mitad del total de las reservas internacionales de Venezuela. Su extradición es un paso más para lograr justicia, que puede tardar pero siempre llega.

Sin duda, la extradición de Saab es un paso fundamental para lograr la justicia en Venezuela. Le han quitado a Maduro una pieza clave en toda su red de crimen organizado y economía negra; así será de importante para ellos, que la dictadura en respuesta a la extradición de Saab, decidió no participar en la siguiente ronda de negociaciones en México y revocó el beneficio de casa por cárcel a los directivos de CITGO con nacionalidad estadounidense.

Es de resaltar también que la materialización de esta extradición pone en alerta a quienes se han protegido bajo la inmunidad, la corrupción y la ilegalidad. La extradición de Saab también es un claro mensaje al régimen de Maduro: no hay intocables, y la justicia los alcanzará tarde o temprano. Como dice el refrán, cuando veas arder las bardas de tu vecino, pon las tuyas en remojo. Esto también es un llamado a quienes sostienen y son cómplices de la dictadura. No importa cuánto tarde, pero no escaparán de la justicia. Puede ser hoy o mañana, pero siempre llega.

Saab representa parte del mecanismo de dominación del régimen a través del hambre y miseria a las que ha sometido al pueblo venezolano el régimen opresor de Nicolás Maduro, a través del mecanismo de control social, al jugar con la comida de millones de hogares a través de las llamadas “cajas CLAP”.

El régimen y sus aliados quieren hacer ver a Alex Saab como diplomático, cargo por el cual no puede ser considerado, porque su nombramiento ocurrió posterior a su detención, y no ha sido acreditado ante ningún Estado, por lo tanto no goza de los privilegios e inmunidades que otorga el derecho internacional para un diplomático.

A pesar de los múltiples intentos del régimen, junto al eje del mal, para impedir la extradición desde Cabo Verde a EEUU, Cabo Verde demostró su grandeza y da ejemplo al mundo del verdadero respeto a los valores y la justicia. ¡Gracias, Cabo Verde, Dios te bendiga y multiplique por mil tu justicia!.

Este lunes pudimos presenciar un momento histórico con la primera audiencia, que fue virtual, de 10 minutos, a cargo del juez John O'Sullivan, en el estado de la Florida. Le leyeron los ocho cargos, siete por lavado de activos y uno por conspiración.

Finalmente, es de suma importancia este caso, donde podemos ver cómo la justicia internacional se activa para castigar a los responsables que se han confabulado con el régimen corrupto y criminal, con los narcoterroristas, en contra de todos los venezolanos. Por eso ratificamos, ¡no importa donde estemos, no pararemos, seguiremos con fe, conscientes de que los buenos somos más, hasta tumbar el muro de Berlín de Latinoamérica y restaurar la paz en Venezuela!

Representante de la Asamblea Nacional de Venezuela en Panamá