30 de Nov de 2021

América

El Congreso nicaragüense ratifica el tratado de límites entre Nicaragua y Honduras

Según su interpretación, tanto a El Salvador, Honduras y Nicaragua le corresponde unas 6,33 millas de distancia en la línea de cierre del Golfo

Congreso de Nicaragua
El Parlamento nicaragüense ratificó este jueves un tratado de límites firmado la víspera por Nicaragua y Honduras, en el que definen sus fronteras en el Mar Caribe y en el Océano Pacífico.EFE

El Parlamento nicaragüense ratificó este jueves un tratado de límites firmado la víspera por Nicaragua y Honduras, en el que definen sus fronteras en el Mar Caribe y en el Océano Pacífico, incluyendo aguas afuera del Golfo de Fonseca que comparten con El Salvador, país este último ausente de la firma.

El tratado, suscrito en Managua por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su homólogo de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue ratificado con carácter urgente con 88 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Previo a la votación, el representante de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Carlos Argüello, expuso el alcance de ese tratado, que calificó de "histórico".

Sostuvo que en el Caribe, el tratado reconoce los límites propuestos por Managua ante la CIJ y que "Honduras, asimismo, reconoce que toda su delimitación con Nicaragua en el Caribe está clara".

Argüello argumentó que "Colombia no tiene nada que ver acá" con ese nuevo tratado de límites.

Alegó que la CIJ dejó sin aplicabilidad el tratado Ramírez-López suscrito en 1986 entre Colombia y Honduras, y ratificado en 1999, en el que ambas naciones se apropiaban de la mayor parte del territorio nicaragüense en el mar Caribe, el cual, dijo, "dio origen a parte de esta disputa".

"Eso ya quedó en el olvido y enterrado con este tratado. Ya Honduras reconoce que estos son los límites con Nicaragua y punto", enfatizó el agente nicaragüense ante la CIJ.

DISPUTA EN GOLFO DE FONSECA

En relación a la parte del Golfo de Fonseca y en aguas afuera de esa bahía, en el Pacífico, que comparten ambos países con El Salvador, Argüello explicó que Nicaragua reconoció a Honduras una parte.

"Se le reconoció a Honduras el equivalente de lo que sería la tercera parte de la línea de cierre del Golfo", que va desde el punto Amapala hasta la punta de Cosiguina, "que es de unas 19 millas de distancia", precisó.

Según su interpretación, tanto a El Salvador, Honduras y Nicaragua le corresponde unas 6,33 millas de distancia en la línea de cierre del Golfo.

"Por la parte nuestra le reconocemos 3,167 millas a Honduras de la boca del Golfo", indicó. Honduras dice son 3.768 millas.

Argüello indicó que El Salvador sostiene que Honduras no tiene derecho a la línea de cierre del Golfo, sin embargo, anotó que la CIJ "dijo que las partes deberían ponerse de acuerdo y eso es lo que hicimos con este tratado".

HONDURAS LOGRA SALIDA AL PACÍFICO

Es decir, agregó, el nuevo tratado "le permite a Honduras una salida al Pacífico, que es lo que quería", mientras Nicaragua gana 22.000 kilómetros cuadrados de agua en las afueras del Golfo, que Tegucigalpa inicialmente no reconocía.

Consultado sobre cómo queda El Salvador con ese tratado, el agente dijo: "Nuestro vecino inmediato en el Golfo de Fonseca y en las aguas afueras, es Honduras, con quien teníamos que negociar límites es con Honduras".

"Con El Salvador continuamos nuestra vecindad dentro del Golfo, por eso el tratado no discute, deja por fuera las aguas dentro del Golfo, porque es un lugar pequeño que siempre se ha manejado básicamente en común de cierta manera", prosiguió.

Aseguró que el manejo común o la "idea de la comunidad, llamada condominio, fue creada por El Salvador en 1917 cuando Nicaragua firmó el tratado Chamorro-Bryan que permitía hacer una estación naval norteamericana en el Golfo de Fonseca, entonces El Salvador presentó una demanda en la Corte Centroamericana, diciendo que el Golfo era una bahía histórica en condominio con los tres países".

"Es decir que los tres países eran dueños de todas las aguas (dentro) del Golfo. Desde entonces, por así decirlo, los derechos de Honduras quedan claro. ¿Por qué pretender después que solo Nicaragua y El Salvador tienen salida" en las aguas afuera del Golfo, añadió.

Dijo, además, que el tratado invita a El Salvador "a ser parte de esta estrategia que busca hacer del Golfo de Fonseca una zona de paz y desarrollo para beneficio de los tres países ribereños".

El Salvador y Honduras disputan desde hace varios años la soberanía de isla Conejo en el Golfo de Fonseca, un peñón de menos de un kilómetro cuadrado, aunque las últimas controversias surgieron cuando el Ejército hondureño realizó un acto e izó su bandera.

El fallo de la CIJ del 11 de septiembre de 1992, definió los límites entre Honduras y El Salvador, que en julio de 1969 se enfrentaron en una guerra de 100 horas por un centenario contencioso limítrofe y migratorio.