Temas Especiales

30 de Jun de 2022

América

Hernández, el 'outsider' que pretende llegar a la Casa de Nariño

Rodolfo Hernández, conocido por sus discursos polémicos y su incursión activa en las redes sociales, disputará a Gustavo Petro la presidencia de Colombia, el domingo 19 de junio

Hernández, el 'outsider' que pretende llegar a la Casa de Nariño
Hernández, el 'outsider' que pretende llegar a la Casa de Nariño

El próximo domingo 19 de junio de 2021, un exitoso empresario, de 77 años de edad, que nació en el Municipio de Piedecuesta (Santander), podría convertirse en el próximo presidente de Colombia, en un momento crucial de la historia de este país. ¿Quién es?

Rodolfo Hernández Suárez nació el 26 de marzo de 1945, en Piedecuesta, un pueblo vecino de Bucaramanga, donde ha vivido la mayor parte de su vida.

Logró estudiar ingeniera civil, en una universidad pública, pero de mucha reputación. Amasa una fortuna de $100 millones, con la empresa Constructora HG, que el mismo creó para la construcción de miles de viviendas, en sectores vulnerables. Lo hizo siguiendo los consejos de su abuela, Dolores que le dijo: “Trabaja con los pobres y se hará rico”, reseñó el diario Chicago Tribune.

Está casado con Socorro Olivares. Tiene cuatro hijos adoptivos y dos naturales (Luis Carlos y Rodolfo José). Uno de los episodios más tristes de su vida ocurrió cuando su hija adoptiva Juliana fue secuestrada y presuntamente asesinada por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), en el 2004.

Luis Jesús Hernández Rojas, su padre, fue secuestrado por Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pero devuelto 135 días después.

A pesar de estos antecedentes prometió que de ganar la presidencia de Colombia respetará el acuerdo de Paz del Estado con la FARC y propondría al ELN, la última guerrilla activa, sumarse a ese pacto.

Un 'outsider'

Era poco conocido entre los colombianos. Apareció en el escenario político hace cinco años, cuando, contra todo pronóstico, salió electo alcalde de Bucaramanga para el periodo 2015 - 2019. Hoy, es el candidato de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, para presidente del país, con grandes opciones para llegar a la Casa de Nariño.

Es un hombre que mantiene un discurso de combate a la corrupción, que promueve la independencia de la política tradicional. No le ha temblado la voz, ni la mano para mostrar su rechazo a la corrupción. El eslogan de su campaña está enmarcado en esta misma dirección: “no robar, no mentir, no traicionar”.

“Hay que sacar a los políticos corruptos a patadas”, ha dicho. Irónicamente, él mismo ha sido acusado de corrupción cuando dirigía la alcaldía de Bucaramanga.

Conflictos con la ley

Al candidato lo persiguen problemas judiciales. El próximo 21 de julio enfrenta un juicio por supuestamente redireccionar la adjudicación de un contrato cuando era alcalde.

Hay un escándalo de mayor dimensión denominado “Vitalogic”, que involucra a su hijo, Luis Carlos , en el millonario cobro de una comisión, cuando él era alcalde. “Lo único que sé es que no me ha robado nada”, dijo al The New York Times.

Es empresario de la construcción, supuestamente preocupado por los pobres, prometió en campaña política a la alcaldía 20 mil viviendas que nunca construyó.

Hernández se expresa con un lenguaje coloquial. Es informal, pero lo que busca es mostrarse auténtico. En una entrevista virtual con CNN en Español, estuvo en pijama.

“Son una fábrica de hacer chinitos pobres”, dijo en referencia a las tasas de natalidad de las migrantes venezolanas en Bucaramanga, una de las frases más criticadas en su campaña.

Además, en una emisora musical, aseguró que las mujeres deberían estar en las casas porque “nadie les cree” en el gobierno. Su candidata a vicepresidente es, sin embargo, es una mujer: Marelen Castillo.

Es el “(Donald) Trump colombiano”. Así lo han denominado medios de comunicación por su estilo frontal, incluso ofensivo, de decir las cosas.

“Está claro que comparten algunos rasgos con el expresidente de Estados Unidos: ambos con multimillonarios, ambos excéntricos desde la psicología política: podríamos decir que ambos han tenido un perfil técnico en sus vidas alejados de la política y desde el mundo de la empresa acceden al poder. Pero, hasta ahí”, dijo Vicente Torrijos, analista político, en CNN.

Política en las redes

Hernández ha roto los moldes electorales. Se ha bajado de las tarimas y de los debates electorales y se ha subido a las plataformas digitales desde donde ha impulsado su campaña a la presidencia.

Los memes y los vídeos han sido característicos en su campaña y entusiasmado a 6 millones de electores que lo respaldaron para la segunda vuelta.

A pesar de su polémico paso por la alcaldía de Bucaramanga, Hernández también tuvo logros. Y, concluyó su gestión con un 84% de aceptación.

En una inesperada elección, obtuvo un 28% de los votos para ir a una segunda vuelta contra Gustavo Petro que logró el 40%.

La competencia es tensa y reñida. Ahora, los colombianos tendrán que elegir entre dos propuestas con rangos populistas que darán un giro con respecto al conservador Iván Duque, que pertenecía a un movimiento de derecha denominado “uribismo, que por una generación movió a los electores. Pero, que perdió popularidad, por acusaciones de corrupción, abuso de derechos humanos y una pobreza en constante aumento.

Las encuestas están divididas. Unas dan como vencedor a Petro, otras apuestan a Hernández. La clave estaría en los márgenes de error de las encuestas, recogió CNN en español.