Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Mundo

Rumsfeld, la punta del iceberg de un escándalo

WASHINGTON. Los abusos contra presos en Abu Ghraib y Guantánamo fueron responsabilidad del ex secretario de Defensa Donald Rumsfeld y o...

WASHINGTON. Los abusos contra presos en Abu Ghraib y Guantánamo fueron responsabilidad del ex secretario de Defensa Donald Rumsfeld y otros altos funcionarios del Gobierno del presidente George W. Bush, según un informe del Senado de EEUU presentado ayer.

El informe elaborado por el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado afirma que la autorización para usar métodos de tortura durante los interrogatorios de presos provino de Rumsfeld y otros funcionarios y consideró que los mismos no se deben achacar a soldados o interrogadores individuales.

¿MANZANAS PODRIDAS?

“El abuso de detenidos bajo la custodia de EEUU no se puede atribuir simplemente a 'manzanas podridas' que actuaban por su cuenta”, señaló el informe dado a conocer por los senadores Carl Levin, demócrata, y John McCain, ex candidato a la presidencia.

El documento asegura que “altos funcionarios del Gobierno de EEUU solicitaron información sobre cómo usar técnicas agresivas, redefinieron la ley para crear una apariencia de legalidad y utilizaron (esas técnicas) contra los detenidos”. En concreto, los legisladores se centran en técnicas como la privación del sueño, el sometimiento a temperaturas extremas, la colocación de los presos en posiciones dolorosas, el desnudo forzado o el uso de perros.

EL TEXTO

Según el texto, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) había adoptado algunas de estas técnicas, empleadas originalmente por el régimen comunista chino durante la guerra de Corea para obtener confesiones falsas de los estadounidenses capturados.

Los interrogadores las adaptaron para su uso en la cárcel de la base naval en Guantánamo y más tarde se extendieron a los centros de prisioneros en Afganistán, incluida la prisión de Abu Ghraib en Irak. Esas técnicas “se contradecían con el compromiso para un trato humano de los detenidos”, dice el documento del Senado.