Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Mundo

Israel: derecha o izquierda

PANAMÁ. En medio de un escenario de tensión militar, el próximo 10 de febrero habrá elecciones parlamentarias en Israel. Los comicios ...

PANAMÁ. En medio de un escenario de tensión militar, el próximo 10 de febrero habrá elecciones parlamentarias en Israel. Los comicios israelíes corren el peligro de pasar desapercibidos entre la lluvia de titulares que le han dado la vuelta al mundo reportando la operación “Plomo Fundido”.

IMPACTO LOCAL

Pese a que el conflicto en Medio Oriente se desarrolla en una geografía muy distinta a la de Panamá, debido a los vínculos diplomáticos estrechos con el Estado hebreo, la incursión militar en Gaza no ha dejado de ser noticia en el país. Por ello, en un período de “carrera electoral” en la política israelí, el embajador de Israel en Panamá, Menashe Bar-On, dijo que actualmente en el país residen alrededor de mil israelíes, de las cuales solamente 17 personas, que son funcionarios, podrán ejercer su derecho a sufragio.

Esto prueba una de las diferencias —en términos políticos— que existen entre la república panameña y el Estado hebreo, ya que en un período de elecciones solamente pueden votar en el extranjero, según Bar-On, los funcionarios israelíes, mientras que el resto de los ciudadanos sólo están autorizados para ejercer su derecho a sufragio en Israel. “En estas elecciones sólo pueden participar los funcionarios gubernamentales israelíes que prestan servicio en el extranjero”, sostuvo el embajador. De acuerdo con Bar-On, las urnas que contienen los 17 votos llegarán a Israel antes del 10 de febrero para ser incluidas en el escrutinio final.

ESCENARIO ISRAELÍ

En Israel, donde hay alrededor de 7 millones de habitantes y 34 partidos políticos, el derechista Benjamin Netanyahu, del partido Likud, Tzipi Livni, del centro izquierda Kadima, y el izquierdista Ehud Barak, del partido Laborista, son considerados los tres candidatos con más posibilidades en la contienda electoral.

El analista y docente en relaciones internacionales Euclides Tapia, quien estuvo recientemente en Israel invitado por la Universidad Hebrea de Jerusalén a un seminario sobre periodismo, dijo que pese a que considera legítimo el derecho del Estado hebreo a “defenderse”, cree que el “error” de Israel no está en haber lanzado la incursión militar en contra Gaza, sino “haberlo hecho justo durante un período electoral”. “Israel pudo haberlo llevado a cabo la operación “Plomo Fundido” antes o después de las elecciones para evitar que su detractores deterioren aún más su imagen”, apuntó.

Pero “lo hecho, hecho está”. Y si Israel posiblemente cometió “un error”, los líderes de Hamas, según Tapia, cometieron “una burrada” al buscar una salida violenta y no diplomática. Aunque muchos dicen que la ofensiva en Gaza comenzó por “motivos electorales”, el periodista israelí más crítico en el tema, Gideon Levy, del diario Haaretz, dijo que “no hay ningún factor electoral. Israel sale a la guerra sin pensar en las elecciones”.

Cuando se inició la operación “Plomo Fundido”, las encuestas acompañaban al laborista Ehud Barak, cuya consigna era, en buen panameño, “votos a cambio de seguridad”. Sin embargo, durante el desarrollo de la operación militar, Barak —quien después comenzó a abogar por “una tregua”— fue quedando rezagado en las encuestas por detrás de Netanyahu y Livni.

Pese a que Israel asegura que alcanzó sus objetivos militares, un gran porcentaje de la población israelí ha demostrado su descontento, lo que ha favorecido al líder derechista Benjamín “Bibi” Netanyahu, quien ha subido como la espuma en las encuestas.

Livni, actual ministra de Relaciones Exteriores y quien también apoyó la incursión en Gaza, se encuentra por debajo de Bibi, aunque por una ventaja mínima. Y aunque la pelea electoral está entre Netanyahu y Livni, lo cierto es que posiblemente el próximo 10 de febrero el líder derechista obtenga la victoria, siempre y cuando pueda llegar a forma una coalición con otros partidos.