02 de Oct de 2022

Mundo

Violentos enfrentamientos étnicos sacuden Karachi

ISLAMABAD. Al menos 23 personas han muerto y otras 24 han resultado heridas en enfrentamientos en Karachi, la ciudad más grande de Paki...

ISLAMABAD. Al menos 23 personas han muerto y otras 24 han resultado heridas en enfrentamientos en Karachi, la ciudad más grande de Pakistán, de acuerdo con funcionarios médicos.

Waseem Ahmed, el jefe policial de la ciudad, dijo que los enfrentamientos de ayer fueron el resultado de una disputa entre los grupos étnicos de la ciudad, Mohajirs y Pashtunes. La violencia inició en distintas partes de la ciudad portuaria luego de que un sujeto sin identificar abriera fuego en un vecindario Mohajir en el centro de la ciudad.

Funcionarios de los dos hospitales más grandes de la ciudad dijeron haber recibido al menos una decena de cuerpos cada uno de personas abaleadas en las riñas. Docenas de automóviles y varios comercios fueron incendiados durante los enfrentamientos.

Sohail Rahman, corresponsal de la cadena qatarí Al Jazeera en Pakistán, dijo que dos simpatizantes del Movimiento Muttahida Qaumi, partido representativo de los Mohajir, fueron encontrados tiroteados en los suburbios del norte de la ciudad.

EJÉRCITO RECUPERA EL BUNER

Por otro lado, tropas pakistaníes tomaron ayer la principal ciudad en Buner, un valle estratégicamente importante, y mataron a más de 50 extremistas en dos días de enfrentamientos, dijo el Ejército.

El avance de los talibanes este mes en una región situada a sólo 100 kilómetros al noroeste de la capital había causado inquietud en Pakistán e incrementado los temores en Estados Unidos sobre la inestabilidad en el país musulmán, que cuenta con armamento nuclear. “Aseguramos a la nación que las fuerzas armadas tienen capacidad para eludir cualquier tipo de amenaza”, dijo el portavoz militar, el general Athar Abbas, en una rueda de prensa en Rawalpindi, la ciudad que alberga el cuartel general del Ejército situada junto a la capital, Islamabad.

Pakistán había utilizado aviones caza de combate al inicio de la operación el martes, así como helicópteros de ataque. “Anoche tras el ataque aéreo, helicópteros de ataque combatieron a los villanos y causaron más de 50 víctimas”, dijo Abbas, añadiendo que un soldado había muerto en la operación. La demostración del Gobierno de la determinación militar tranquilizará previsiblemente a Barack Obama y Hamid Karzai cuando se reúnan con el mandatario pakistaní, Asif Ali Zardari, en Washington el 6 y 7 de mayo.