Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Mundo

Aquino en Filipinas: una lucha con Corazón

PANAMÁ. Corazón Aquino había nacido para el estudio y la tranquila vida de hogar o eso parecía. Su familia era poderosa, rica y de tra...

PANAMÁ. Corazón Aquino había nacido para el estudio y la tranquila vida de hogar o eso parecía. Su familia era poderosa, rica y de trayectoria política por ambas ramas. Pero esta chica que regresaba a Filipinas en el año 55, después de estudiar en varios colegios del extranjero, se iba a encontrar con circunstancias que no había planeado. Conoció al joven político y alcalde de la misma edad que ella (22 años), Benigno Aquino, y se casaron. No era un matrimonio cualquiera, sino uno llamado a influir profundamente en la historia de las Filipinas.

Benigno, su esposo, conocido también como Ninoy, le dio cinco hijos y ella se dedicó a criarlos y a apoyar a su esposo en sus actividades políticas. Él desarrolló un trabajo que lo llevaría al senado en 1967. Ninoy se opuso a la dictadura de Ferdinand Marcos y llegó a ser su principal opositor.

Marcos había obtenido la Presidencia en 1965 y tras unos comienzos democráticos, con reelección en 1969, se endureció en el poder. Impuso la ley marcial en el año 72 y suprimió la constitución del 35. El país estaba en sus manos y su intención manifiesta era perpetuarse en el poder. Para sacar a Aquino de su camino, Marcos lo encarceló y lo hizo juzgar. Aquino fue condenado a muerte, pero luego la pena le fue cambiada por un viaje al exilio. En aquellos días Corazón se apoyó fuertemente en su fe cristiana.

La familia Aquino residió en Boston durante tres años, tras los cuales Benigno regresó a Filipinas.

Su retorno, aquel 21 de agosto de 1983, estaría marcado por la fatalidad Nada más llegar al aeropuerto Benigno “Ninoy” Aquino fue asesinado.

Familiares y amigos convencieron entonces a Cory, como llamaban a la viuda, para que dirigiera a la oposición en unas elecciones en las que se presentaría contra Ferdinand Marcos, el dictador.

Tras un mes de campaña los resultados “oficiales” de aquel febrero de 1986 favorecieron a Marcos, pero Cory Aquino y el mundo entero qritaron fraude. Aunque los dos realizaron ceremonias de toma de posesión, Marcos no tuvo más alternativa que huir de Filipinas, ante la presión internacional y los mítines populares que se realizaban. Cory Aquino era presidenta.

Una vez en el poder Aquino tuvo que renovar los poderes del Estado, viciados por veinte años de gobierno unipersonal. Ella tenía la autoridad para hacerlo por lo que había representado su esposo. Por su propio esfuerzo y valor y porque era, debido a esto, ampliamente popular. La revista Time la escogió la mujer del año 1986 y engalanó su portada.

A su período debe Filipinas una nueva Constitución (primero una provisional, la Constitución de la Libertad, y después, la Constitución de 1987), nuevos Códigos (el Familiar, el Administrativo, el de los Gobiernos Locales). Y tuvo también que sobrevivir a diversos intentos de golpe de Estado, de los viejos partidarios de Marcos. Enfrentó igualmente la lucha armada contra los comunistas. En el año 1992 entregó el poder a su sucesor y oficialmente dejó la política. Pero siguió siendo una figura influyente dentro y fuera de Filipinas.

El 1 de agosto de 2009 Corazón Aquino, la mujer valiente, devuelve el espíritu a su Creador, rendida por un cáncer de colon. Deja para la historia el registro de haber sido una de las primeras mujeres en gobernar una nación asiática. Y la labor transformadora que realizó para lograr una Filipinas democrática. Su esfuerzo es hoy ampliamente reconocido en su país y fuera de él.