25 de Feb de 2020

Mundo

Niegan planes para atacar Pakistán

SARGODHA, PAKISTÁN. Cinco estadounidenses sospechosos de usar el Internet para contactar a grupos militantes para llevar a cabo ataques ...

SARGODHA, PAKISTÁN. Cinco estadounidenses sospechosos de usar el Internet para contactar a grupos militantes para llevar a cabo ataques terroristas dijeron ayer a una corte pakistaní que sólo querían darle ayuda médica y financiera a sus compañeros musulmanes.

Los estudiantes, cercanos a los 20 años y del estado estadounidense de Virginia, fueron detenidos el mes pasado. Oficiales de policía dijeron que correos electrónicos mostraron que se contactaron con talibanes y que el grupo planeaba utilizarlos para ataques en Pakistán.

Los sospechosos se presentaron ante una corte antiterrorista y se les ordenó permanecer en prisión preventiva hasta el 18 de enero, dijo el abogado Ameer Abdullah Rokri.

“No somos terroristas”, dijo Ramy Zamzam al entrar a una comparecencia ante un tribunal de Sargodha. “Somos yihadistas y la yihad no es terrorismo”, en referencia a la guerra santa en el Islam.

Los hombres negaron en la audiencia tener vínculos con al-Qaida u otros grupos similares, dijo Rokri.

“Le dijeron a la corte que no tenían planes de realizar un ataque terrorista dentro o fuera de Pakistán”, dijo Rokri.

“Dijeron que solamente planeaban viajar a Afganistán para ayudar a sus hermanos musulmanes que pasaban penurias, que están sangrando y son víctimas de abusos de las fuerzas occidentales”.

LA VERSIÓN DEL GOBIERNO

La policía dijo a la corte que los cinco hombres estaban en contacto con un operativo de Al Qaeda identificado como Saifullah. Además, dijeron que buscarían una cadena perpetua para el grupo.

“Tenían un interés profundo en la religión y eran de la opinión de que una Yihad debe librarse contra los infieles por las atrocidades cometidas por ellos contra los musulmanes en todo el mundo”, decía un reporte de la interrogación policial del mes pasado.

Los cinco estadounidenses fueron arrestados en Sargodha, hogar de una de las bases aéreas más grandes de Pakistán, a 190 kilómetros al sureste de la capital pakistaní, Islamabad.

Fueron encontraros con mapas y pretendían viajar por el noroeste de Pakistán, hacia un bastión de militantes talibanes y Al Qaeda en la frontera afgana, dijeron funcionarios.

La policía no ha dicho cuál era el blanco planeado, pero las autoridades dicen que los hombres tenían un mapa del dique Chashma, un complejo ubicado cerca de una planta de energía nuclear en la provincia de Punyab, al suroeste de Islamabad, la capital.