Temas Especiales

26 de May de 2020

Mundo

Kirguistán aprueba nueva Constitución

BISKEK. Kirguistán aprobó ayer una nueva Constitución que debería aumentar considerablemente los poderes del Parlamento tras un referénd...

BISKEK. Kirguistán aprobó ayer una nueva Constitución que debería aumentar considerablemente los poderes del Parlamento tras un referéndum en el que se pronunció un 65% de los electores, anunció la presidenta interina Rosa Otunbayeva, que permanecerá en el poder hasta 2011.

‘La nueva Constitución de la República kirguisa ha sido adoptada, a pesar de los salvajes ataques de sus adversarios’, declaró Otunbayeva algunas horas después del cierre de los colegios electorales en este pequeño país, pobre e inestable.

‘El referéndum se llevó a cabo’, y un 65,1% de los incriptos participó, indicó, a pesar de los violentos enfrentamientos entre la minoría uzbeka y la mayoría kirguisa a principios de este mes, en los cuales murieron cientos de personas.

Unos 2,5 millones de votantes fueron convocados a las urnas para decir Sí o No a la nueva ley fundamental, de crucial importancia para que el gobierno provisional pueda restablecer la estabilidad en el país.

Los resultados definitivos del voto serán publicados durante los próximos días.

En Osh (sur), epicentro de los enfrentamientos de mediados de junio entre kirguisos y la minoría uzbeka que, según las autoridades, causaron hasta 2.000 muertos y unos 400.000 desplazados, se reforzaron las medidas de seguridad por temor a un nuevo brote de violencia. Según autoridades al terminar el referéndum no se registraron incidentes que lamentar.

Muchas personas de etnia uzbeka dicen que fueron objeto de violencia y se resisten a apoyar lo que ven como una iniciativa kirguisa. Sin embargo, algunos uzbekos votaron en las primeras horas de ayer, y amigos que no se habían visto desde el inicio de la ola de violencia se abrazaron en la salida de los centros de votación de Osh.

Históricamente, las relaciones entre la minoría uzbeka (entre el 15 y 20% de la población) y los kirguisos son tensas, debido sobre todo a las disparidades económicas de las que salen mal parados los uzbekos.

En ocasión de esta consulta las autoridades levantaron el sábado el toque de queda que regía en el sur tras las violencias, que volverá a ser efectivo tras la consulta, había indicado la presidenta.

LA NUEVA CONSTITUCIÓN

La nueva Constitución debilita considerablemente al presidente en beneficio del Parlamento, para evitar la concentración de poder en manos de una sola persona.

Es decir que los comicios parlamentarias se realizarían cada cinco años y el presidente sólo podría ejercer un único mandato de seis años.

Rosa Otunbayeva permanecerá en el cargo de presidenta interina hasta las elecciones presidenciales de octubre de 2011. Otunbayeva accedió a ese puesto tras la insurrección de abril que depuso al presidente Kurmanbek Bakiyev. La revuelta, que estalló contra el autoritarismo y el nepotismo de Bakiyev, dejó 87 muertos.

Desde entonces, varios episodios de violencia ensangrentaron el país, y los votantes esperan que la nueva Constitución aporte estabilidad a Kirguistán, donde EEUU tiene una base militar fundamental para sus operaciones en Afganistán.

EEUU y Rusia dicen que apoyarán a un Gobierno fuerte para evitar que el caos se extienda por el centro de Asia, una región estratégica que limita con Afganistán y que -con la excepción de Kirguistán- es dirigida por presidentes firmes.