Temas Especiales

03 de Apr de 2020

Mundo

Bombazos dejan 74 muertos en Uganda

KAMPALA. Al menos 74 personas murieron el domingo por la noche en un doble atentado contra dos restaurantes que transmitían la final del...

KAMPALA. Al menos 74 personas murieron el domingo por la noche en un doble atentado contra dos restaurantes que transmitían la final del Mundial en la ciudad capital de Kampala, informó la policía, que atribuye su autoría a islamistas somalíes de Al Shabaab, vinculados a Al-Qaeda.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, visitó los escenarios ayer y dijo que los terroristas deberían luchar contra soldados, no contra la ‘gente que se está divirtiendo’. ‘Iremos a buscarlos, no importa de dónde vengan, los capturaremos como siempre hacemos’, señaló.

LOS ATENTADOS

Este doble atentado es el más mortífero cometido en África Oriental desde los ataques suicidas contra las embajadas de EEUU en Nairobi y Dar es Salaam, perpetrados por miembros de Al-Qaeda y que costaron la vida de más de 200 personas en 1998.

En el principal hospital de Kampala, hinchas de fútbol buscaban a familiares desaparecidos, mientras que otros, atendidos por los médicos, comenzaban a darse cuenta de que habían escapado a la muerte.

Con su camiseta ensangrentada, Collins Zziwa recorría el pabellón donde se encontraban los heridos en busca de un amigo ‘que no aparece’.

Pocas horas antes el joven de 25 años se encontraba con un grupo de amigos frente a una pantalla en el club de rugby viendo la final entre España y Holanda.

Zziwa contó que pocos minutos antes del fin del segundo tiempo, se escucharon una o dos explosiones, que transformaron la fiesta en una carnicería: jóvenes adultos, con sus cuerpos ensangrentados, yacían en el suelo mientras que otros, con los rostros desfigurados, estaban inertes en sus sillas.

Entre los muertos figura un estadounidense, afirmó la embajada norteamericana en Kampala.

El corresponsal de la AFP vio a tres estadounidenses heridos en el principal hospital de Kampala, Mulago, a donde fueron trasladadas decenas de víctimas.

‘Sólo queríamos ver el partido, desgraciadamente fuimos al pueblo etíope’, declaró en el hospital Chris Sledge, un joven de 18 años con heridas graves en las dos piernas y un ojo.

El jefe de la policía ugandesa, Kale Kayihura, vinculó este doble atentado con amenazas proferidas recientemente por insurgentes islamistas de Al Shabaab en Somalia contra Uganda y Burundi, dos países que enviaron un total de 6.000 soldados para la fuerza de paz de la Unión Africana en Somalia (AMISOM). Los Shabaab, que controlan la mayor parte de Somalia, consideran que se trata de una fuerza de ocupación.

‘Como sabéis, hubo declaraciones de parte de los Shabaab y de Al-Qaeda. El terrorismo es una amenaza en los días que corren. Conocéis la región donde estamos y nuestro compromiso en Somalia’, declaró Kayihura el domingo por la noche. ‘Evidentemente, se trata de terrorismo. Está claro’, dijo.

Aunque durante los últimos años estos islamistas afiliados a Al-Qaeda multiplicaron los atentados contra la AMISOM, nunca los habían cometido hasta ahora fuera del territorio somalí.

REACCIONES

En Washington, la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton condenó severamente las explosiones y aseguró que su país colaborará con el gobierno ugandés ‘para llevar a la Justicia a los autores de este crimen’.

Más temprano, el portavoz de la Casa Blanca Tommy Vietor dijo que el presidente Barack Obama ‘está profundamente triste por las muertes a causa de esos atentados deplorables y cobardes.

‘El mandatario envía sus condolencias al pueblo de Uganda y a los seres queridos de aquéllos que perecieron o resultaron heridos’, señaló.