Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Mundo

Pyongyang y Seúl se envían advertencias

SEÚL. Ayer, Corea del Sur urgió al Norte a poner fin a sus provocaciones, mientras Pyongyang amenazaba a Seúl con ‘el más severo de los ...

SEÚL. Ayer, Corea del Sur urgió al Norte a poner fin a sus provocaciones, mientras Pyongyang amenazaba a Seúl con ‘el más severo de los castigos’ por los masivos ejercicios militares conjuntos con Estados Unidos que deben comenzar hoy.

Los dos rivales intercambiaron advertencias en un momento en que Seúl develó una hoja de ruta para una eventual reunificación de la península y un día antes de que comiencen unas maniobras a gran escala, que reunirán durante diez días a 56.000 soldados surcoreanos y 30.000 soldados estadounidenses.

‘Es hora de que Pyongyang se enfrente a la realidad, haga un cambio valeroso y tome una decisión drástica’, señaló ayer el presidente surcoreano, Lee Myung-Bak. Durante un discurso en conmemoración de los 65 años de la liberación de la península del régimen colonial japonés, Lee también advirtió que Surcorea no toleraría provocaciones militares de su vecino.

Entre tanto, Pyongyang advirtió que el ejército y el pueblo del Norte infligirían ‘el más severo castigo’ a Seúl por las maniobras militares conjuntas ‘como ya lo había resuelto y anunciado en el país y el exterior’, indicó a la prensa oficial un portavoz de la dirección del ejército norcoreano. ‘El contragolpe militar de (Corea del Norte) será el más severo castigo jamás impuesto a nadie en el mundo’, señaló el portavoz.

LAS RELACIONES

La relaciones entre los dos países son tensas desde el hundimiento en marzo de un buque de guerra surcoreano, que se saldó con 46 muertos. Seúl y Washington responsabilizaron a Corea del Norte del ataque, fundamentando la acusación sobre los resultados de una investigación internacional. Pyongyang siempre ha negado haber torpedeado la corbeta.

Los ejercicios que comienzan hoy forman parte de una serie planeada por Seúl —sola o en conjunto con Estados Unidos— tras el hundimiento del ‘Cheonan’.

El general Walter Sharp, que dirige a unos 28.500 soldados estadounidenses en Corea del Sur, describió las maniobras como ‘uno de los ejercicios militares conjuntos más grandes del mundo’. Corea del Norte calificó las maniobras como ‘acciones prácticas destinadas a una invasión militar’.

LOS EJERCICIOS MILITARES

En julio, Corea del Sur y Estados Unidos llevaron a cabo importantes ejercicios aéreos y marinos en el Mar de Japón. Hace una semana, Seúl realizó las maniobras de defensa antisubmarina más importantes de su historia en el Mar Amarillo, a los que Pyongyang respondió efectuando disparos de artillería.

Por su parte, el presidente surcoreano develó ayer una hoja de ruta de varios pasos para una reunificación, comenzando con la creación de una ‘comunidad de paz’ después de que la península sea librada de armas nucleares.

El segundo paso sería desarrollar la economía del Norte considerablemente y formar ‘una comunidad económica en la que las dos trabajarán para llegar a una integración económica’, indicó Lee.

Eventualmente, las dos Coreas podrán ‘retirar la muralla que supone’ y establecer una comunidad que garantizará ‘dignidad, libertad y derechos básicos a todos los individuos’, añadió. ‘Mediante este proceso, podremos llevar a cabo la reunificación pacífica de Corea’, concluyó Lee.

Datos del Banco Central indicaban que el producto interno bruto de Corea del Norte fue de 24.700 millones de dólares el año pasado, lo que equivale a menos del 3% del PIB del Sur.