Temas Especiales

03 de Jul de 2022

Mundo

Buen gobierno y no al capitalismo

NUEVA YORK. El acceso al desarrollo generó debate ayer en la cumbre sobre los Objetivos del Milenio realizada en la ONU, donde Alemania ...

NUEVA YORK. El acceso al desarrollo generó debate ayer en la cumbre sobre los Objetivos del Milenio realizada en la ONU, donde Alemania insistió en el buen gobierno de los países pobres, mientras que Cuba, Venezuela o Irán arremetían contra el modelo capitalista.

Los jefes de Estado y Gobierno coincidieron en considerar aún realizable ese objetivo, pero constataron que todavía queda mucho por hacer para lograrlo. Sin embargo, discreparon a veces profundamente sobre cuál es el rumbo a tomar para conducir al ‘desarrollo sostenible’ de los países pobres, incluyendo su acceso a la salud y la educación.

INTERVENCIONES

La primera en intervenir fue la canciller alemana, Ángela Merkel, quien insistió en la necesidad para esos países de estar ante todo bien gobernados, dando a entender que pueden no solo recibir ayuda, sino también ayudarse a sí mismos.

‘Hay algo que todos debemos aceptar: la responsabilidad fundamental en el desarrollo radica en los gobiernos de los países en desarrollo. El hecho que la ayuda resulte eficaz está en sus manos. Por eso, el respaldo a la buena gobernabilidad es tan importante como la ayuda misma’, manifestó Merkel.

De alguna forma coincidiendo con Merkel, aunque con una conclusión más radical, Cuba sostuvo por su parte que todos los éxitos que han podido cosechar los países en desarrollo para cumplir con los objetivos que se fijó Naciones Unidas se deben a sus propios esfuerzos, no a la ayuda de los países ricos. Cuba planteó que el sistema capitalista es el principal culpable de los males sociales del planeta. El ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez dijo que el modelo económico internacional es ‘sumamente injusto y expoliador a favor de los países ricos’. ‘Estos progresos no han dependido de la ayuda internacional de los países desarrollados, la cual es casi inexistente’, aseguró el ministro cubano, que felicitó a Venezuela, Bolivia o Brasil por sus progresos.

Después llegó el discurso del presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, que también arremetió contra el capitalismo y anunció el fin inminente de ese sistema. ‘El capitalismo liberal y transnacional causó el sufrimiento de muchas mujeres, hombres y niños en muchos países’, dijo el presidente iraní. Éste también criticó ‘las estructuras de gobierno antidemocráticas e injustas’.

Por último, el embajador ante la ONU de Venezuela, Jorge Valero, dijo por su parte que ‘la crisis económica y financiera mundial del capitalismo, de los últimos años, ha generado más pobreza, más desigualdad y más injusticia’.

‘La economía financiera ejerce la hegemonía en el mundo y multiplica la acumulación de miles de millones de dólares, sin crear bien alguno. Es la economía de casino’, agregó el diplomático venezolano.