Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Mundo

Un asunto que huele muy mal

MADRID. El juez de la Audiencia Nacional española que investiga los presuntos nexos entre ETA y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de C...

MADRID. El juez de la Audiencia Nacional española que investiga los presuntos nexos entre ETA y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) cree que las dos organizaciones desarrollaron y fabricaron juntas armas en Venezuela, según informó ayer el diario español El Mundo. El magistrado Eloy Velasco, que ordenó a la policía española que viaje a Colombia para interrogar a nueve ex miembros de las Farc que aseguran haber coincidido con etarras en campamentos en territorio venezolano, encargó a las fuerzas de seguridad un informe pericial sobre el trabajo de ETA y la guerrilla colombiana en el desarrollo de nuevas armas.

Según señala El Mundo, las investigaciones apuntan a que la organización separatista vasca y las Farc intercambiaron conocimientos sobre explosivos y lanzagranadas, principalmente en territorio venezolano, aunque parte de ese desarrollo armamentístico se habría producido también en Cuba. Los dos grupos han utilizado granadas y morteros similares. ETA denomina esas armas ‘jotake-handia’, mientras que las autoridades colombianas califican las empleadas por las Farc como ‘cilindro- bomba’.

INVESTIGAN A CUBILLAS

Venezuela se comprometió a investigar al presunto miembro de ETA, Arturo Cubillas, residente allí y que pudo haber organizado cursos de adiestramiento en suelo venezolano para los etarras. Cubillas también figura en otra investigación de la Audiencia Nacional española, que le señala como intermediario en la supuesta alianza entre ETA y la guerrilla colombiana de las FARC.

Éste es considerado el responsable del colectivo de ETA en Venezuela, llegó al país sudamericano en calidad de refugiado político a mediados de 1980, junto a un grupo de 30 activistas vascos.

No obstante y pese a la cooperación del gobierno de Chávez, el presidente del partido de la oposición (PP), Mariano Rajoy, no se fía un pelo de Chávez y pidió a Zapatero que le exija muchas más explicaciones.