15 de Ago de 2022

Mundo

Enfrentamiento deja 40 muertos

YEMEN. Yemen se sumía ayer, miércoles, en el caos con combates callejeros entre fuerzas del presidente Ali Abdalá Saleh y combatientes t...

YEMEN. Yemen se sumía ayer, miércoles, en el caos con combates callejeros entre fuerzas del presidente Ali Abdalá Saleh y combatientes tribales que dejaron cerca de 40 muertos en Saná, y disturbios en la ciudad sudista de Zinjibar, tomada por extremistas.

Tras cuatro meses de protestas populares sangrientamente reprimidas por el régimen de Saleh, que se niega a dejar el poder, la revuelta adquirió otra magnitud el 23 de mayo con el inicio de duros combates en Saná entre fuerzas leales al presidente y un poderoso jefe tribal, que se unió a la oposición.

Estos combates, a los que se añaden en el sur enfrentamientos entre el ejército y los extremistas, eclipsaron el movimiento de protesta popular en Saná, donde solamente algunos centenares de irreductibles acampaban aún en la plaza del Cambio, según la AFP.

Los habitantes de Al Hasaba, barrio donde se producen los enfrentamientos en el norte de la capital, pasaron otra noche en blanco debido a los combates con armas de todo tipo de calibre, lo que permitió a los hombres del influyente jefe tribal Sadek al Ahmar acercarse a la sede de la presidencia.

Al menos 39 personas murieron según un balance obtenido por la AFP en dos hospitales de Saná, la mayoría de ellos miembros de las fuerzas fieles al presidente Saleh o combatientes del jeque Sadek al Ahmar, influyente jefe tribal