La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Nov de 2019

Mundo

Sarkozy acecha el voto ultraderecha

FRANCIA. El candidato socialista a la presidencia francesa tiene argumentos -el antisarkozysmo o la voluntad de reindustrialización- par...

FRANCIA. El candidato socialista a la presidencia francesa tiene argumentos -el antisarkozysmo o la voluntad de reindustrialización- para atraer a electores de la ultraderecha pese a haberse arriesgado a reiterar que dará derecho a voto a los extranjeros en las elecciones locales.

François Hollande ganó la primera vuelta de la elección el domingo pasado y el 6 de mayo afrontará en la segunda al presidente saliente y candidato de la derecha Nicolas Sarkozy.

Éste último, según sondeos, podría beneficiarse con 45 a 70% de los votos que fueron a la candidata del Frente Nacional (FN, extrema derecha) Marine Le Pen (17,9%).

Estas encuestas señalan asimismo que entre 15 y 30% de esos electores podrían optar en la segunda vuelta por Hollande, que cuenta además con una importante reserva de votos en la izquierda (Candidatos de la izquierda radical y de los Verdes llamaron a votar por él).

En su estrategia para la segunda vuelta, el socialista se propone ‘convencer’ a los electores del Frente Nacional que votaron para expresar su cólera que ‘es la izquierda la que los defiende’.

Hollande considera que parte del electorado de Le Pen ‘procede de la izquierda y debería situarse del lado del progreso, de la igualdad, del cambio, del esfuerzo compartido, de la justicia, porque está contra los privilegios, contra la mundialización financiera, contra una Europa que falla’.

‘El primer motivo de la transferencia de votos del FN a Hollande es el antisarkozysmo’, estima el sociólogo Sylvain Crépon, autor del libro ‘encuesta en el corazón del nuevo Frente Nacional.

Por lo demás, la voluntad de la candidata del FN de apostar por la derrota de Sarkozy para hacer estallar el partido de éste (la UMP) a fin de imponerse como jefa de la oposición tras los comicios, podría ampliar ese movimiento.

Pero ‘apostar solamente por el antisarkozysmo no bastará en la batalla por la segunda vuelta, en la que hay que dirigirse a toda Francia’, señala el politólogo Stéphane Rozès.

ULTRADERECHA

La mayoría de los votantes del presidente francés, Nicolas Sarkozy, quiere que el partido del mandatario, UMP, forje una alianza con el Frente Nacional de extrema derecha de Marine Le Pen antes de las elecciones parlamentarias de junio, según una encuesta publicada el martes.

Sarkozy y otros líderes del conservador Unión por un Movimiento Popular (UMP) han descartado hasta el momento cualquier acuerdo de ese tipo.