Temas Especiales

30 de Ene de 2023

Mundo

Unión política evitará elecciones

ISRAEL. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el líder opositor Shaul Mofaz provocaron una enorme sorpresa al anunciar un ac...

ISRAEL. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el líder opositor Shaul Mofaz provocaron una enorme sorpresa al anunciar un acuerdo de unión que permite evitar las elecciones anticipadas y constituye la mayor coalición de gobierno en la historia de Israel.

‘La unión restablece la estabilidad.

Un amplio gobierno de unión nacional es bueno para la seguridad, la economía y el pueblo de Israel’, explicó Netanyahu en un contacto telefónico con el presidente israelí, Shimon Peres, quien se encuentra en visita a Canadá.

Seis semanas después de haber llegado a la dirección del partido centrista Kadima, Mofaz se unió a la coalición de derecha de Netanyahu, quien a su vez renunció a convocar elecciones legislativas en septiembre.

Mofaz y Netanyahu negociaron este acuerdo en secreto, mientras que el Knesset (el Parlamento) se aprestaba a votar su propia disolución ante la perspectiva de elecciones.

A raíz de este acuerdo, Netanyahu renunció a las elecciones y Mofaz deberá convertirse en vice primer ministro y ministro sin cartera.

Mofaz deberá prestar juramento al Knesset hoy miércoles.

El acuerdo entre Netanyahu y Mofaz preve el relanzamiento del proceso de paz con los palestinos, y garantiza el voto favorable al presupuesto nacional para el próximo ejercicio fiscal.

PALESTINA

Poco después, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, instó al nuevo gobierno israelí a trabajar por un acuerdo de paz, mientras que Hamas, que gobierna en Gaza, se mostró poco esperanzado ante próximas negociaciones.

‘Pedimos al gobierno israelí que aproveche la ampliación de la coalición gubernamental para acelerar la puesta en marcha de un acuerdo de paz con el pueblo y dirigentes palestinos tomando como base las resoluciones internacionales’, declaró en un comunicado el portavoz de Abas, Nabil Abu Rudeina.

Mofaz, quien había jurado al cielo que nunca se uniría al gobierno de un ‘mentiroso’, se comprometió a permanecer en el seno de la coalición hasta el fin de la legislatura en el 2013.

Para Shelly Yachimovich, nueva dirigente laborista, se trata de un ‘pacto de cobardes’ y consideró que es ‘el más ridículo zigzag en la historia política israelí’.