Temas Especiales

29 de May de 2020

Mundo

Régimen sirio trata de recuperarse

SIRIA. El ejército sirio trataba el domingo, con ataques aéreos y disparos de su artillería, reconquistar posiciones importantes ocupada...

SIRIA. El ejército sirio trataba el domingo, con ataques aéreos y disparos de su artillería, reconquistar posiciones importantes ocupadas por los rebeldes, que obtuvieron varios éxitos en el norte del país.

El conflicto armado, que comenzó como una revuelta pacífica, hostil al presidente Bashar al Asad, y que luego fue violentamente reprimida, se ve agravado por el recrudecimiento de las tensiones entre Siria y Turquía.

Ankara, que apoya la rebelión en Siria, amenazó con responder a cualquier ataque de Damasco, tras una serie de incidentes en la frontera entre estos dos países.

Muestra del agravamiento de la crisis entre los dos ex aliados, Damasco decidió prohibir a los aviones de la aerolínea Turkish Airlines el ingreso a su espacio aéreo, en represalia a una medida similar tomada por las autoridades turcas.

ENVIADO

Aunque Lakhdar Brahimi ha calificado en varias ocasiones su misión como ‘muy difícil’, el mediador internacional para Siria sigue intentando encontrar una solución para poner fin a la crisis que atraviesa el país árabe, mediante una gira por diferentes países de la región: después de haber visitado Arabia Saudita y Turquía, Brahimi se encuentra en Irán, principal aliado de Bashar al Asad.

Brahimi habló con los dirigentes turcos sobre ‘la urgencia de encontrar una manera de detener el derrame de sangre y aliviar el sufrimiento del pueblo sirio’, así como sobre las ‘consecuencias nefastas del conflicto en la región’, según un comunicado.

En esta guerra sangrienta entre insurgentes y tropas regulares, los rebeldes multiplican los ataques a pesar de su inferioridad en armas, tomando bases militares para abastecerse de munición e infligiendo numerosas pérdidas al ejército, según activistas.

Determinado a toda costa a aniquilar la rebelión, el ejército sirio lanzó un contraataque en el norte del país para retomar posiciones controladas por los insurgentes, y resistió a un ataque de los rebeldes contra la base militar más importante de la provincia de Idleb.

Principal ventaja de las fuerzas del régimen, la aviación lanzó bombas en Maaret al Nooman, ciudad bajo el control de los rebeldes desde principios de semana.

Al tomar el control de esta ciudad ubicada en el camino que lleva a Alepo, los rebeldes lograron frenar el flujo de refuerzos militares hacia la metrópolis del norte, escenario desde mediados de julio de violentos combates.

El bloqueo de este eje de abastecimiento debilita al ejército, que difícilmente logra resistir ante todos los frentes que se abren a través del país.

En Maaret al Nooman, los combates estallaron cerca de la base de Wadi Daif, que contiene reservas de combustible, tanques y en donde se encuentra un gran número de soldados, según Derechos Humanos (OSDH).