Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Mundo

Los desafíos de la iglesia católica del siglo XXI

PANAMÁ. Tras su retirada, Benedicto XVI advirtió que quién le siguiera, debería ser lo suficientemente fuerte como para hacer frente a l...

PANAMÁ. Tras su retirada, Benedicto XVI advirtió que quién le siguiera, debería ser lo suficientemente fuerte como para hacer frente a los escándalos y luchas de poder dentro de la institución. Pero también tendría que hacer frente a otros problemas, como los casos de abuso sexual, el secularismo, ‘Vatileaks’, otras religiones y el efecto de la globalización.

Cuando Benedicto XVI renunció, encargó antes de su retirada un informe a la burocracia del Vaticano, la Curia, que solo sería mostrado a su sucesor.

En este informe se encuentran documentos privados papales que revelaban disputas, corrupción y amiguismo a los mayores niveles de la administración. Quién asuma como nuevo papa deberá restablecer la disciplina en la administración central de la Iglesia, plagada de escándalos.

A estos problemas, se suma una pérdida de influencia de la Iglesia debido a la disminución de fieles y a las críticas de una parte de los católicos por hacer oídos sordos a los pedidos de cambios del mundo moderno sobre el papel de la mujer, los métodos anticonceptivos.

Francisco, el nuevo papa enfrentará una Iglesia dividida, donde los fieles están enfrentados en temas como el matrimonio homosexual y el casamiento de sacerdotes.

El nuevo pontífice deberá mantener sus relaciones con otras denominaciones cristianas, como los ortodoxos, como también con otras religiones como los judíos. Pero su tarea más exigente será su relación con el Islam.