Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Mundo

La espiral de violencia crece

BANGUI. Los enfrentamientos en la República Centroafricana llegaron ayer a la capital del país y dejaron decenas de muertos, al tiempo q...

BANGUI. Los enfrentamientos en la República Centroafricana llegaron ayer a la capital del país y dejaron decenas de muertos, al tiempo que el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el envío de una fuerza de intervención que evite un baño de sangre por los enfrentamientos entre cristianos y musulmanes.

El ataque de ayer a la capital fue el más significativo desde que fuerzas de la coalición rebelde Seleka tomaron el poder en marzo. Un ejemplo del caos reinante es que las casas del primer ministro y el presidente fueron saqueadas.

Al menos 16 personas murieron y 45 sufrieron heridas por los hechos violentos, dijo Sylvain Groulx, de la organización civil Médicos Sin Fronteras. Los pobladores de Bangui se resguardaron a puerta cerrada y algunos buscaron refugio en una iglesia.

Por la tarde las calles estaban vacías y los únicos que las recorrían eran convoyes militares y camionetas de doble tracción usadas por los soldados del grupo rebelde.

Horas después de que comenzaran los choques, el presidente, Michel Djotodia, que llegó al poder con apoyo de Seleka, dijo que los choques habían terminado e instó a la calma.

Por su parte, Babacar Gaye, el representante especial de las Naciones Unidas para la República Centroafricana, hizo un también llamado a la calma en un comunicado conjunto emitido por la Unión Europea, la ONU, la Unión Africana y Francia.

Por último, en un hospital de Bangui decenas de personas con heridas de bala esperaban durante horas en el suelo o en bancas de madera para ser atendidas.

ACCIÓN MILITAR DE FRANCIA

El Consejo de Seguridad aprobó con unanimidad el aumento de la acción militar por parte de Francia y tropas de países africanos para tratar de frenar la situación cercana a la anarquía en la volátil ex colonia francesa.

El canciller francés Laurent Fabius advirtió que el país estaba al borde del genocidio e indicó que las tropas internacionales serán emplazadas rápidamente en las distintas zonas del país, diciéndole a la televisora BFM-TV que los efectivos de Francia sumarían alrededor de mil 200, de los cuales 600 ya están en el país.