Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Mundo

Tensión en el este abre posible federalización

Activistas prorrusos tomaron ayer nuevas sedes gubernamentales. El presidente ucraniano indicó que podría aceptar un referéndum

Tensión en el este abre posible federalización
Hombres armados permanecían ayer frente a una oficina del Servicio de Seguridad de Ucrania en Slavyansk.

Olexandre Turchinov, presidente interino de Ucrania, aceptó este lunes la posibilidad de un referéndum para determinar el estatuto político del país, como respuesta a las tensiones con el este prorruso. El inesperado pronunciamiento llegó apenas unas horas después del vencimiento de plazo del ultimátum presentado por Turchinov a los separatistas prorrusos para que depongan las armas y abandonen los edificios públicos que mantienen ocupados en el sureste del país.

El presidente ucraniano, que hasta ahora había rechazado tajantemente la iniciativa rusa de someter a referéndum el estatuto del país, dijo ayer que no se oponía a la idea de celebrar esta consulta, vaticinando que la mayoría de ucranianos se pronunciará a favor de una Ucrania ‘indivisible’. ‘Estos últimos días se habla mucho de un referéndum nacional, no estamos en contra de que se celebre un referéndum en toda Ucrania que, si el parlamento lo decide, podría tener lugar el mismo día de las elecciones presidenciales’, declaró Turchinov en una reunión de jefes de grupos políticos.

EXPANSIÓN PRORRUSA

Las milicias prorrusas continuaron ayer con su avance y toma de edificios oficiales en la región ucraniana de Donetsk, vecina de Rusia, tras hacer oídos sordos al ultimátum de Kiev que expiró a primera hora sin que los rebeldes depusieran las armas.

‘La gente toma el poder en sus manos. Ha llegado el momento de hacerlo, porque ya no podemos vivir así’, dijo a la agencia EFE Yuri, un desempleado de mediana edad, instantes después de que un grupo de activistas tomara la Dirección general de la Policía en la ciudad de Górlovka, a unos 40 kilómetros al norte de Donetsk.

En el interior de la comisaría, Alexandr, que se presenta como miembro de las autodefensas de Górlovka, aseguró que el asalto fue provocado por los mandos de la policía, cuando uno de ellos no dudó en disparar a un joven que se había encaramado a un balcón. ‘Los policías aceptaron pasarse al lado del pueblo y se decidió izar sobre el edificio una bandera de la (autoproclamada) República Popular de Donetsk. Pero los mandos se opusieron y trataron de sabotear la voluntad del pueblo", afirmó Alexandr.

El asalto concluyó con casi todas las ventanas de la fachada rotas y con los activistas instalados en la primera planta, donde montaron enseguida un punto de reparto de comida.

A su lado, agentes uniformados continuaron con su trabajo de forma aparentemente normal, aunque ahora son los milicianos quiénes guardan la puerta de la sede policial y deciden quién puede entrar y quién no.

Al igual que ha sucedido en los últimos días en otros edificios oficiales, grupos de jóvenes con la cara tapada no tardaron en levantar varias hileras de barricadas para proteger su nueva conquista, que se convertirá seguramente en una de las sedes del Antimaidán, movimiento que desafía a las nuevas autoridades de Ucrania.