Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Mundo

Un mes después, las niñas siguen desaparecidas

Los familiares de las secuestradas pudieron identificarlas en el video divulgado por los islamistas el pasado lunes

Un mes después, las niñas siguen desaparecidas
Una de las numerosas movilizaciones que reclaman el rescate de las niñas.

Hace un mes, militantes de la secta islámica Boko Haram, entraron en una escuela del pueblo de Chibok, estado de Borno (noreste), secuestraron a 276 niñas y las encerraron en siete camiones. Algunas, lograron escapar para contarlo.

En una exclusiva a la cadena CNN , una de las chicas relató que un hombre la confrontó y la forzó a meterse en uno de los vehículos. La niña, con una gran valentía, saltó del camión y corrió junto con otras de sus compañeras. ‘Preferimos huir que morir’, dijo con voz apagada a la CNN . ‘Corrimos entre los arbustos. Corrimos y corrimos’, indicó.

Al preguntarle cómo iban vestidos los secuestradores, la menor prefirió no contestar, por miedo.

Por su parte, los familiares de las secuestradas constataron que sus niñas están vivas tras analizar un vídeo divulgado por Boko Haram el lunes pasado, en el que se ve a las chicas vestidas con el hiyab (vestimenta femenina islámica que cubre la mayor parte del cuerpo y sólo deja muestrar la cara), y rezando versos de El Corán. Según declaró en otro vídeo el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, muchas de las niñas ya fueron convertidas al Islam. Shekau también había amenazado con venderlas como esclavas a 12 dólares.

‘Yo secuestré a vuestras hijas y voy a venderlas en el mercado, en el nombre de Dios’, había amenazado.

‘La educación occidental debe acabarse. Niñas, tenéis que dejar la escuela y casaros’, señaló, ya que el objetivo de Boko Haram es imponer un Estado Islámico y prohibir la educación occidental, como indica la traducción de su nombre.

PASIVIDAD

Un mes después, su paradero sigue siendo desconocido y al gobierno del presidente Goodluck Jonathan no le han parado de llover críticas por su ‘pasividad’. De hecho, su mala gestión fue denunciada por Amnistía Internacional. Esta organización indicó que las ‘fuerzas militares de Nigeria ignoraron varios avisos sobre la entrada de la secta radical en Chibok, cuatro horas antes de que se produjera el secuestro de las niñas’.

‘La imposibilidad de reunir tropas debido a los escasos recursos y el temor a enfrentarse a grupos armados, a menudo mejor equipados que ellos, desalentó al Ejército, que decidió no desplegar refuerzos en Chibok esa noche’, aseguró.

Boko Haram lleva cinco años sembrando el terror en el país africano y ha dejado más de 1,500 muertos, la mitad civiles, en lo que va de año, según el último informe de Amnistía.

Sin embargo, el gobierno ha reaccionado y está dispuesto a dialogar con los islamistas para la liberación de las niñas, según declaró a la BBC el ministro nigeriano de Asuntos Especiales, Tanimu Turaki. En el programa ‘Focus On Africa’, Turaki afirmó que ‘el gobierno ha puesto en marcha un comité de negociación para que en caso de que Boko Haram quiera dialogar, lo haga a través de este canal’, presidido por el mismo Turaki.

‘El diálogo es una opción clave’. Un problema de esta naturaleza puede ser resuelto al margen de la violencia’, subrayó el ministro.

Los radicales pusieron como condición liberar a sus militantes presos a cambio de las niñas, algo que el gobierno ha descartado, según el ministro del Interior, Abba Moro. Esto contradice las declaraciones de Mike Omeri, director general de la Agencia Nacional de Orientación (NOA, dependiente del Ministerio de Información de Nigeria), quien afirmó que ‘si es necesario usar cualquier tipo de acción para liberar a las niñas de su cautiverio, lo harían’. Además, dejó claro que todas las opciones estaban abiertas.

#BRINGBACKOURGIRLS

El mundo no se ha quedado callado y bajo el grito de ‘Bring Back Our Girls’ (Devolved a nuestras niñas), trending topic en las redes sociales, se ha movilizado para exigir justicia y acción ante algo que la ONU catalogó de ‘una grave violación del Derecho internacional humanitario’ por tratarse de menores.

Por su parte, la comunidad internacional (Estados Unidos, Canadá, España y el Reino Unido, entre otros) realiza una operación conjunta con labores de inteligencia y el uso de equipos con la más alta tecnología para localizar y devolver a las niñas.

Por ejemplo, Estados Unidos envió un equipo de militares expertos en operaciones de rescate y a cuatro agentes del FBI, que colaboran con el Ejército del país africano.

Reino Unido ya había enviado el pasado nueve de marzo a otro equipo de expertos que coopera con el gobierno nigeriano. Además, el secretario de Estado para África, Mark Simmonds, llegó ayer a la capital y está manteniendo encuentros con las autoridades.

El ministerio de Defensa canadiense indicó en un comunicado que enviará en los próximos días miembros de la unidad de élite JTF2 (Join Task Force 2) especializados en el rescate de personas secuestradas.

En España, fuentes del ministerio del Interior informaron que en estos días llegarán un inspector, un subinspector y dos policías de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, todos ellos especializados en redes africanas y en la lucha contra la trata de seres humanos.

Con este trabajo conjunto, se espera que las niñas lleguen a sus hogares sanas y salvas, disfruten de una vida libre y tengan el derecho a la educación para augurar un futuro más prometedor, tanto para ellas, como para su país. Que el hashtag ‘BringBackOurGirls’ se convierta en ‘OurGirlsAreBack’ (las niñas están de vuelta).