Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Mundo

Rusia responde a sanciones

El mandatario ruso firmó un decreto que prohíbe la importación de productos agropecuarios y alimentarios procedentes de Estados Unidos y UE

Ante el endurecimiento de las sanciones económicas de occidente contra el gobierno de Vladimir Putin, Moscú no tardó en reaccionar y el miércoles de esta semana, el mandatario ruso firmó un decreto que prohíbe la importación de productos agropecuarios y alimentarios procedentes de Estados Unidos, la UE y todos los demás países que apoyaron las sanciones promovidas desde Washington y Bruselas por la anexión de Crimea y los apoyos a los prorusos separatistas.

En el documento oficial de Moscú aparecen también en la lista de las naciones sancionadas Australia, Canadá, Japón y Noruega. Estas reacciones de Rusia crean un nuevo escenario que agrega una gran volatilidad a los mercados occidentales. Por ejemplo, Italia, una nación que acaba de entrar nuevamente en recesión, podría resistir muy mal una reducción de sus exportaciones. Las exportaciones de la UE a Rusia se estimaron (2013) en 11,865 millones de euros. Pero estas reacciones se veían venir. Especialmente al observarse los movimientos diplomáticos rusos en los últimos cuatro meses. Vladimir Putin buscó en China, Irán y Latinoamérica, además de los BRICS, fijar alianzas estratégicas que hacían prever que las respuestas de Moscú a las sanciones contra las personas naturales y jurídicas de su país no se harían esperar.

Casi a la vez que Rusia tomaba medidas económicas que prohibía las importaciones agropecuarias de EEUU y la UE, anunció que aumentará las importaciones de productos de América Latina. Muchos medios rusos destacaban gestiones que estaban realizando funcionarios rusos en tal sentido. Este fin de semana tienen previsto recibir en San Petersburgo a una delegación brasileña para avanzar en estos acuerdos. Brasil expresó su interés en proveer al mercado ruso de productos cárnicos, lácteos y otros análogos. La oficina Veterinaria y Fitosanitaria de Rusia, inició consultas con los embajadores de Ecuador, Brasil, Chile y Argentina. El objetivo, indicaron los funcionarios, es que estos países puedan incrementar sus exportaciones de productos alimenticios a Rusia. Curiosamente, pese a la guerra separatista en Donetsk y Lugansk, Rusia y Ucrania mantienen abierto el comercio agropecuario. Pero esta crisis podría extenderse en muchas direcciones. Y quedan por conocerse las reacciones de EEUU y la UE a la guerra de sanciones económicas.