Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Mundo

Contrasentidos de Arabia Saudita

Arabia Saudita posee la segunda mayor reserva de petróleo en el mundo, sólo detrás de Venezuela.

Esta semana Arabia Saudita se prepara para la entrada de sus tropas terrestres en Yemen. Será una operación trascendente en este conflicto, pues no habrá marcha atrás. Lo hará luego de varias semanas de los durísimos bombardeos de sus aviones contra posiciones hutíes en el norte yemení, y habiendo logrado debilitar fuertemente la resistencia de los rebeldes en muchas zonas de ese país.

La guerra contra Yemen se lleva a cabo por la Coalición Árabe, claramente liderada por la única potencia militar de la Coalición beligerante en la zona. ¿Qué motiva este nivel de compromiso de Arabia Saudita en un conflicto incierto?

En Riad, tras la muerte del rey Abdalá este año, gobierna su hijo Salman bin Abdulaziz. El nuevo rey ha sido el encargado de los asuntos petroleros desde hace años, fue ministro de defensa y casi todas las provincias de Arabia Saudita la gobiernan sus familiares.

El reino de Riad es lo más alejado de los principios democráticos, por tanto ese no es su motivo para esta guerra con Yemen. Arabia Saudita es un régimen monárquico, dictatorial y autoritario, practica un sistema de sucesión y nepotismo abierto y descarado. Pero a EE.UU. y a Europa es un ‘detalle' que no les importa. Ni soñar con la libertad de prensa, un valor democrático que tanto ruido mete la prensa occidental, pero que cuando se trata de Arabia Saudita, hacen un alto y pasan la página.

Arabia Saudita expone sin pudor los vicios políticos que tanto reclaman los occidentales, por ejemplo la ausencia absoluta de libertad de prensa y expresión. Pero es un estratégico aliado militar de Occidente en Medio Oriente y está dispuesto a mostrar su poderío militar con sofisticados aviones de combate (muchos comprados en EE.UU. y Rusia). Pero detrás de la maraña de complejas relaciones militares en Medio Oriente se esconde la verdad de la postura de Arabia Saudí, Europa y Estados Unidos: el petróleo.

Arabia Saudita posee la segunda mayor reserva de petróleo en el mundo, sólo detrás de Venezuela. Tiene la mayor capacidad de producción mundial de barriles de crudo, 11 millones de barriles diarios. Las empresas petroleras occidentales practican la tiranía petrolera a cambio de sendas concesiones para sus empresas que apoyan esta guerras para estabilizar sus mercados.