Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Mundo

Fallece también la madre de bebé palestino calcinado vivo

Ocho días más tarde, murió su padre, Saad Dawabcheh. Ahmed, de 4 años, el otro niño de la familia, sigue hospitalizado.

Fallece también la madre de bebé palestino calcinado vivo
Familia Palestina quemada viva por colonos judíos .

Riham Dawabcheh, la madre de Ali Dawabcheh, un bebé palestino de 18 meses calcinado vivo en el incendio de su vivienda imputado a extremistas judíos, murió a consecuencia de sus heridas la noche del domingo al lunes, indicaron el hospital israelí donde estaba ingresada y su familia.

El pasado 31 de julio, unos enmascarados arrojaron botellas incendiarias por las ventada de la cada de los Dawabcheh en el pueblo de Duma, rodeado de asentamientos en el norte de Cisjordania ocupada. Ali Dawabcheh, de 18 meses, falleció en el incendio.

Ocho días más tarde, murió su padre, Saad Dawabcheh. Ahmed, de 4 años, el otro niño de la familia, sigue hospitalizado.

El incendio criminal, firmado con inscripciones que designaban la práctica del "precio a pagar", actos de vandalismo cometidos por jóvenes colonos extremistas, y seguido horas después por el asesinato de una adolescente en un desfile de la Gay Pride en Jerusalén, suscitó fuertes críticas en Israel, en los territorios ocupados y a escala internacional sobre la "impunidad" de esos extremistas.

"Riham Dawabcheh falleció durante la noche", indicó a la AFP una portavoz del hospital Tel Hashomer de Tel Aviv donde la joven maestra de 26 años ingresó con quemaduras de tercer grado en un 80% de su cuerpo.

Desde Duma, Anuar Dawabcheh, un familiar de las tres víctimas, confirmó que fue informado del deceso de Riham Dawabcheh y añadió que sus funerales podría celebrarse este mismo lunes en el pueblo, donde "comités populares" realizan ahora rondas nocturnas y los vecinos aseguran que viven "con miedo" de nuevos ataques.

"Precio a pagar"

Este incendio criminal es el último ataque hasta la fecha de una larga lista de actos cuyos autores rara vez reciben castigo. En las paredes de la casa de los Dawabcheh, de la que solo quedan unos muros ennegrecidos por el humo, los agresores escribieron antes de huir lemas que proclaman "venganza".

Una firma utilizada regularmente por colonos que cometen actos vandálicos o ataques llamados "el precio a pagar" contra palestinos, cristianos, árabes israelíes e incluso soldados y policías israelíes. Varias iglesias y mezquitas han sido atacadas, incluyendo lugares emblemáticos del cristianismo, pero el incendio de Duma conmocionó por esas violencias rara vez son mortíferas.

Hecho inusual en casos de violencia contra palestinos, los dirigentes israelíes fueron unánimes en la condena del acto "terrorista" y adoptaron medidas excepcionales contra los extremistas judíos, con operativos en los asentamientos y cárcel preventiva para figuras del activismo antipalestino, un régimen reservado tradicionalmente a los palestinos.

Diez activistas de derechas sospechosos de estar implicados en "ataques terroristas", incluyendo el incendio de Duma, se encuentran en arresto domiciliario y otros tres extremistas, en detención administrativa, es decir, sin juicio durante seis meses, en el marco sobre todo del incendio de Duma.

Uno de los tres, Meir Ettinger, es una figura del extremismo judío y del movimiento de los "jóvenes de las colonias", israelíes rupturistas que instalan colonias "salvajes", es decir, sin las pertinentes autorizaciones oficiales israelíes.

Los israelíes deberían entregar el cuerpo de Riham Dawabcheh a las autoridades palestinas en un control a la entrada de Cisjordania ocupa y de allí será trasladado a Duma.

El pasado 8 de agosto, miles de palestinos asistieron a los funeralas de Saad Dawabcheh después de serle practicada una autopsia por forenses palestinos y anunciar la Autoridad palestina su decisión de denunciar el ataque de Duma ante la justicia internacional.is-sbh/plh/jmr.