La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Mundo

Dimite ministro egipcio de Justicia tras hacer comentario sobre Mahoma

Horas antes de que se conociese su dimisión, la institución más importante del islam suní, Al Azhar, advirtió de los insultos contra Mahoma.

.

El titular egipcio de Justicia, Ahmed al Zend, dimitió hoy a petición del primer ministro del país, Sherif Ismail, tras la polémica surgida a raíz del comentario que realizó sobre el profeta Mahoma en una entrevista televisiva.


Ismail llamó hoy por teléfono a Al Zend para pedirle su dimisión, a lo que éste accedió, dijo a Efe una fuente del Consejo de Ministros egipcio.

El pasado viernes, en una entrevista en la cadena de televisión Sada al Balad, Al Zend fue preguntado sobre un caso en el que varios periodistas están siendo juzgados por difamación por acusarle de adquirir unos terrenos del Estado por debajo del precio de mercado.

El entrevistador le preguntó si estaría de acuerdo con encarcelar a periodistas, a lo que respondió: "Incluso si fuesen el profeta (Mahoma)".

"Si la cárcel no se ha creado para estas personas, ¿entonces para quién?", añadió.

Esos comentarios generaron una gran polémica en las redes sociales, en las que varios usuarios llegaron a pedir que se juzgue a Al Zend por insultar la religión.

Horas antes de que se conociese su dimisión, la institución más importante del islam suní, Al Azhar, advirtió de los insultos contra Mahoma.

En un comunicado, Al Azhar destacó que el profeta "no debe ser objeto de ningún insulto, aunque sea de manera involuntaria", y subrayó que Mahoma es "el honor y el orgullo de esta nación, que debe respetarle".

Ayer, en un programa de televisión de la cadena CBC, el ahora exministro pidió perdón por su comentario y afirmó que fue un "lapsus lingüístico".

No es la primera polémica en la que se ve inmerso Al Zend, nombrado en mayo pasado ministro de Justicia.

El 28 de enero declaró en otro programa de Sada al Balad que le gustaría ver muertos a 10.000 miembros del grupo islamista Hermanos Musulmanes, ilegalizado tras el golpe de Estado de julio de 2013, por cada militar egipcio caído en el país.

Durante el mandato del ahora expresidente Hosni Mubarak, Al Zend se caracterizó por su respaldo al dictador y su oposición a los jueces reformistas que abogaban por la independencia de la judicatura, muchos de ellos partidarios de la Hermandad.

Numerosas ONG nacionales e internacionales han criticado la falta de imparcialidad de la justicia egipcia, extremo que las autoridades han rechazado con contundencia.