Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Mundo

España lamenta la muerte de Peres y destaca su coraje en el camino de la paz

Simón Peres falleció hoy a los 93 años tras dos semanas hospitalizado a causa de un derrame cerebral, informaron fuentes del Hospital Shiva

El Gobierno español ha manifestado hoy su profundo pesar el fallecimiento del expresidente israelí Simón Peres, premio Nobel de la Paz, y ha subrayado su "coraje" en el "camino de la paz".

Madrid también destaca el impulso que el histórico líder israelí dio a las relaciones diplomáticas entre su país y España.

Simón Peres falleció hoy a los 93 años tras dos semanas hospitalizado a causa de un derrame cerebral, informaron fuentes del Hospital Shiva, de la localidad de Tel Hashomer.

"En su larga trayectoria al servicio del Estado de Israel ejerció las más altas responsabilidades", recuerda el Gobierno a través de una nota del Ministerio de Asuntos Exteriores.

"Simon Peres impulsó de manera decisiva el establecimiento de relaciones diplomáticas entre España e Israel, que se formalizaron hace treinta años, siendo él primer ministro", añade la nota.

En la Conferencia de Madrid de 1991, en los acuerdos de Oslo, en las negociaciones de los tratados de paz de Israel con Egipto y con Jordania, Peres "fue uno de los principales impulsores del proceso de paz", subraya el Ejecutivo español.

Con ocasión de su fallecimiento, el Gobierno quiere rendir "un homenaje al presidente Peres y a cuantos tuvieron el coraje de avanzar con él por el camino de la paz".

Considerado uno de los políticos israelíes de mayor talla mundial por impulsar el proceso de paz de Oslo, que le valió el Nobel de la Paz junto a los líderes palestino Yaser Arafat e israelí Isaac Rabin, culminó su carrera política de 70 años al frente de la Presidencia, que abandonó en 2014, y tras ostentar numerosos cargos.

Su contribución más reconocida internacionalmente fue como artífice junto al hoy presidente palestino, Mahmud Abás, del acercamiento entre palestinos e israelíes, que culminó en 1993 con el reconocimiento israelí de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y viceversa.