Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Mundo

Londres estudia cambiar postura sobre Al-Assad

El canciller británico, Boris Johnson, admitió por primera vez que el Reino Unido podría revisar su posición frente al Gobierno sirio

Londres estudia cambiar postura sobre Al-Assad
Las declaraciones de Johnson fueron luego matizadas por un portavoz del Gobierno.

El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, admitió ayer que el Reino Unido revisa su posición sobre el presidente sirio, Bachar al Asad, y podría aceptar que se presentara a unas eventuales elecciones en Siria a fin de renovar su mandato en el país.

Johnson compareció ante la comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara de los Lores, y confesó que el Gobierno de Londres afronta ‘un doloroso dilema' que incluye además apoyar a Rusia, tras años de condenar tanto a Al Asad como la intervención de Moscú en su apoyo en el país árabe.

Desde que estalló la guerra civil en Siria en 2011, el Gobierno británico ha reclamado la salida de Al Asad y ha sostenido que el actual presidente debería estar excluido de cualquier futuro Gobierno sirio.

PAZ NEGOCIADA

El pasado martes, Rusia, Turquía e Irán anunciaron su intención de crear un mecanismo para supervisar el alto el fuego

Las gestiones tripartitas han permitido negociaciones entre el Gobierno y la oposición siria, en Astaná.

‘Estuvimos comprometidos durante mucho tiempo con el 'mantra' de que Al Asad debía irse. Pero no hemos conseguido en ningún momento hacer que esto sucediera', afirmó Johnson.

El ministro dijo que estaría abierto a analizar ‘una solución democrática' del conflicto en Siria e indicó que eso podría incluir la convocatoria de unas elecciones nacionales ‘supervisadas por la ONO'.

‘Creo que eso podría ser una manera de avanzar', agregó.Preguntado si Al Asad debería poder presentarse a esas elecciones, Johnson dijo: 'Sí'.

El ministro insistió en que el presidente sirio debe irse, pero puntualizó que tiene ‘la mente abierta' sobre el calendario de su partida.

‘Veo contrapartidas y riesgos de meternos, de dar un giro completo y apoyar a los rusos y a Al Asad', declaró.

‘Pero debo ser realista sobre el hecho de que el panorama ha cambiado y puede ser que tengamos que replantearnos cómo gestionar esto', añadió.

Mas tarde un portavoz del Gobierno de Theresa May , matizó después que ‘sería imposible para Al Asad ofrecer un Gobierno creíble para toda Siria'.