Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Mundo

Muere en EEUU líder espiritual de la Gamaa al Islamiya egipcia

Nacido en Egipto y ciego desde pequeño debido a la diabetes, se formó en la Universidad de Al Azhar, en El Cairo

Muere en EEUU líder espiritual de la Gamaa al Islamiya egipcia
Foto de archivo fechada, el 8 de marzo de 2012 muestra una mujer salafista egipcia que tiene carteles que representan al jeque Omar Abdel Rahman, exigiendo su liberación de la cárcel.

El líder espiritual del grupo extremista egipcio Al Gamaa al Islamiya, Omar Abdelrahman, falleció en una prisión de Estados Unidos, donde cumplía condena, según han informado varios medios egipcios y el propio grupo en su página de Facebook.

Abdelrahman, nacido en 1938 y cuya muerte no ha sido confirmada oficialmente, fue sentenciado a cadena perpetua en EEUU en 1996 por el atentado contra el World Trade Center de Nueva York, ocurrido tres años antes, y en el que murieron seis personas.

"La Gamaa al Islamiya en Egipto lamenta la muerte de su dirigente, maestro y líder espiritual y estudioso de Al Azhar, el doctor Omar Abdelrahman, que falleció la noche del viernes en una prisión en Estados Unidos", aseguró el grupo en su página web oficial.

Nacido en Egipto y ciego desde pequeño debido a la diabetes, se formó en la Universidad de Al Azhar, en El Cairo, el centro de estudios religiosos más prestigioso del mundo islámico, y en los años setenta se autoproclamó jeque de la Gamaa al Islamiya.

En octubre de 1981 atrajo la atención mundial cuando fue acusado de haber dictado una "fatua" (decreto islámico) que llevó al asesinato del presidente egipcio Anwar al Sadat.

Después de varios años de juicio, el jeque Omar fue absuelto en 1984 y puesto en libertad. Posteriormente, el líder ciego viajó a Estados Unidos donde ejerció como imán en la mezquita Salem, de Nueva Jersey.

La polémica sobre el jeque Omar alcanzó su punto álgido en febrero de 1993 cuando unos informes vincularon al líder musulmán con los atentados del 26 de febrero contra el World Trade Center.

Tras una serie de investigaciones, el 25 de agosto de ese año fue acusado formalmente por la fiscalía de Nueva York de participar de manera directa en el atentado contra las torres gemelas del World Trade Center y en una serie de intentonas terroristas.

El 17 de enero de 1996, tras un juicio que se prolongó meses, fue condenado a cadena perpetua al ser hallado culpable de haber planeado la explosión que se registró en el World Trade Centre de Nueva York en 1993.

También fue encontrado culpable de conspirar para asesinar al presidente egipcio, Hosni Mubarak, en Nueva York, y planear atentados contra la sede de la ONU y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

En 1996 pidió a sus seguidores de la Gamaa al Islamiya que abandonaran la violencia como medio para tratar de derrocar al régimen laico que encabezaba en El Cairo el presidente Hosni Mubarak, para sustituirlo por otro de estricta observancia coránica.

Al año siguiente, pidió el cese de las acciones armadas del grupo, cuyo último atentado se cobró la vida de 58 turistas, cuatro ciudadanos egipcios y los seis autores del ataque en la ciudad egipcia de Luxor en 1997.

En los años en los que abrazó la violencia, la Gamaa al Islamiya se atribuyó también el asesinato del ex presidente del Parlamento egipcio Rifaat Al Mahgub, en 1990, y el del escritor laico Farag Fuda, en mayo de 1989.