Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Mundo

Parlamento egipcio apoya estado de emergencia

‘La ley de emergencia ofrecerá a las instituciones del Estado mucha flexibilidad para hacer frente a los enemigos de la patria'

El Parlamento egipcio apoyó ayer el estado de emergencia aprobado ayer por el Consejo de Ministros y anunciado por el presidente, Abdelfatah al Sisi, la noche anterior, tras los brutales atentados contra dos iglesias coptas en el norte de Egipto.

La Cámara aprobó por unanimidad el establecimiento del estado de emergencia por un periodo de tres meses, después de escuchar al primer ministro, Sherif Ismail, que expuso en el hemiciclo los motivos por los que el Gobierno considera necesaria esta medida.

‘Los ataques terroristas en Egipto requieren medidas excepcionales y decisivas para que el Estado pueda movilizar sus fuerzas para hacer frente a estos actos criminales', aseguró Ismail.

‘La ley de emergencia ofrecerá a las instituciones del Estado mucha flexibilidad para hacer frente a los enemigos de la patria', añadió.

Asimismo, dijo que el Gobierno está seguro de que hay individuos o entidades que aportan dinero y armas para facilitar estos atentados.

El estado de emergencia entró en vigor ayer lunes a las 13.00 hora local (11.00 GMT), después de que el Ejecutivo expresara su conformidad con la declaración del mismo por parte del presidente el domingo por la noche, pocas horas después de los atentados en los que fallecieron 46 personas y más de 100 resultaron heridas.

Los ataques tuvieron como objetivo las catedrales cristianas coptas de las ciudades de Tanta y Alejandría, y fueron reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico.

Según el artículo 154 de la Constitución egipcia, ‘el presidente del Estado, tras consultar al Consejo de los Ministros, decreta el estado de emergencia, (...) y debe presentar el anuncio al Congreso de los Diputados en los siete días siguientes para que tome una decisión al respecto'.

Por otra parte, el Parlamento aprobó ayer enmiendas a la Ley de emergencia aprobada por el Ejecutivo, que regula la aplicación del estado de excepción.