Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Mundo

Netanyahu cancela reunión con ministro alemán

Netanyahu advirtió ayer a Gabriel que no le recibiría si este mantenía los encuentros previstos con responsables de dos ONG

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, canceló ayer su encuentro con el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, después de que este decidiese mantener en su agenda reuniones con representantes de ONG israelíes que luchan contra la ocupación de los territorios palestinos.

‘Puedo confirmar que el encuentro ha sido cancelado', señaló el portavoz de la Oficina del Primer Ministro Ofir Gendelman.

Gabriel aseguró antes de conocer la cancelación que sería ‘lamentable' si el jefe del gobierno israelí suspendiese el encuentro por su diálogo con las ONG, que calificó de ‘totalmente normal'.

El ministro señaló además que había sabido de la amenaza del israelí por los medios y dijo que sería ‘inconcebible' que un ministro alemán cancelase un encuentro con un líder israelí por el hecho de que este se reuniese con personas críticas con el gobierno alemán.La cancelación del encuentro con Netanyahu, añadió, ‘no sería una catástrofe' y no cambiará las relaciones de Alemania con Israel.

Netanyahu advirtió ayer a Gabriel que no le recibiría si este mantenía los encuentros previstos con responsables de dos ONG, Breaking the Silence (Rompiendo el Silencio), formada por exsoldados que denuncian violaciones de los derechos humanos en los territorios ocupados, y Betselem, según informó el Canal 2 de la televisión israelí.

La oficina del primer ministro emitió un comunicado oficial calificando de ‘grave‘la reunión: ‘El Gobierno belga tiene que decidir si quiere cambiar de dirección o continuar en una línea anti-israelí', apuntó la nota.

Netanyahu ha pedido en varias ocasiones a los mandatarios internacionales que dejen de financiar directa e indirectamente este tipo de organizaciones que considera que ‘actúan contra el Ejército y contra el Estado de Israel'.El Parlamento debate un proyecto de ley para regular la financiación extranjera a no gubernamentales, que afectará sobre todo a la izquierda pacifista y antiocupación.