La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Mundo

Japón pide en la ONU que se aumente la presión internacional sobre Pyongyang

Kono resaltó la importancia de las sanciones que ha venido aplicando el Consejo de Seguridad para forzar al régimen de Pyongyang a que abandone sus pruebas nucleares y balísticas

Taro Kono,  ministro japonés de Exteriores.

Japón pidió hoy en la ONU que la comunidad internacional "maximice la presión" sobre Corea del Norte "por todos los medios disponibles", para que cese su programa balístico y nuclear.

Ese programa "es una clara amenaza global", afirmó el ministro japonés de Exteriores, Taro Kono, al participar hoy en una sesión especial del Consejo de Seguridad de la ONU para analizar las amenazas de los ensayos nucleares y balísticos de Pyongyang.

La reunión, a nivel ministerial, fue convocada por Japón, que preside este mes el Consejo de Seguridad y que es una de las naciones más amenazadas por el programa de pruebas balísticas y nucleares emprendidas por el régimen norcoreano desde 2006.

En la cita, en la que estaba presente, entre otros, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, Kono recordó que en los últimos dos años Corea del Norte ha realizado 40 pruebas balísticas, con dos misiles que sobrevolaron Japón.

También ha realizado tres pruebas nucleares, incluyendo una en septiembre pasado que está considerada por los expertos como la más potente y que, según Kono, representa un "desafío" a las resoluciones de la ONU y es "totalmente inaceptable".

"La comunidad internacional debe reforzar su unidad y su estrecha cooperación con el fin de que se maximice la presión sobre Corea del Norte por todos los medios disponibles", afirmó el ministro japonés.

Kono resaltó la importancia de las sanciones que ha venido aplicando el Consejo de Seguridad para forzar al régimen de Pyongyang a que abandone sus pruebas nucleares y balísticas.

Pero también insistió en la necesidad de que todos los países "cumplan por completo" estas sanciones, y que, adicionalmente, apliquen sus propias para aumentar la presión sobre el régimen de Pyongyang.

Por ejemplo citó la necesidad de restringir el movimiento de personas, bienes y fondos a Corea del Norte, y estudiar también la posibilidad de cortar los lazos diplomáticos con Pyongyang.

El ministro afirmó que sólo con esas sanciones "Corea del Norte debería entender que no hay otra forma" para que cumpla con las demandas de la comunidad internacional, y aseguró que Pyongyang ha rechazado "continuamente" cualquier solución pacífica.

"No podemos repetir los errores pasados de mantener un diálogo sólo para dialogar", agregó Kono.