La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Acusado de ataque en París, juzgado en territorio belga

El presunto terrorista es acusado de participar en un tiroteo en territorio belga y de ser uno de los autores de los atentados en la capital francesa

El tribunal se encontraba custodiado bajo fuertes medidas de seguridad.

Salah Abdeslam, el único sobreviviente de los atentados terroristas de París en noviembre de 2015, guardó silencio ante el Tribunal Correccional de Bélgica donde se le juzga por un tiroteo con la policía en la capital belga tres días antes de su captura en 2016.

El acusado, de origen marroquí y criado en Bruselas, fue trasladado al tribunal desde la prisión francesa de Fleury-Mérogis.

A Abdeslam, de 28 años, se le juzga por un tiroteo ocurrido mientras escapaba de la policía junto al tunecino Sofien Ayari, quien también estaba presente en el Palacio de Justicia, y al argelino Mohamed Belkaid, el cual fue abatido en la refriega, reporta la agencia Efe .

TERRORISMO

Durante el juicio, el acusado no mostró arrepentimiento

El acusado no se levantó ante el tribunal y dijo que ‘los musulmanes son juzgados y tratados de la peor manera, sin piedad'.

‘No deseo responder a ninguna pregunta (...). Se me acusa, aquí estoy. Mi silencio no me hace culpable ni criminal, es mi defensa', dijo al tribunal el acusado, al que le espera en territorio francés un juicio por su presunta participación en los atentados de París y sus alrededores en los que fueron asesinadas 130 personas.

El supuesto yihadista, cuyo cinturón explosivo falló la noche del 13 de noviembre en la capital francesa, llegó al Palacio de Justicia de Bruselas con pelo largo y barba.

El acusado no se levantó ante el tribunal, dijo que ‘los musulmanes son juzgados y tratados de la peor manera, sin piedad' y pidió a la corte que base su fallo en las ‘evidencias científicas' y no en la ‘opinión pública'.

‘No tengo miedo de usted, ni de sus aliados. Tengo confianza en Alá', dijo Abdeslam en su primera comparecencia en público desde que fue detenido tres días después del tiroteo con policías belgas y franceses, tres de los cuales resultaron heridos, en hechos ocurridos el 15 de marzo de 2016 en un apartamento de la comuna bruselense de Forest.

Antes que a Abdeslam, el tribunal interrogó a su cómplice Ayari, quien respondió en francés, con la ayuda de un intérprete de árabe.

El tunecino respondió parcialmente a las preguntas y relató brevemente su paso por Siria y su llegada a Bélgica tras viajar por Grecia y Alemania.

Ayari señaló que no sabía quién pagaba el alquiler de los lugares donde se alojó en Bruselas, ni por qué había armamento en esos inmuebles y documentación falsa. Tampoco supo aclarar qué hacía en Bélgica en 2016, fuera de su intención de regresar a Siria. Aunque aseguró no estar de acuerdo ‘al cien por cien' con la ideología del Estado Islámico, Ayari no mostró arrepentimiento ni renegó del grupo terrorista.

El juicio se reanudará el jueves, ya que hoy y mañana no habrá sesiones, según informaron las autoridades belgas.

Este juicio estaba programado para diciembre, pero fue cambiado a febrero luego de que Abdeslam aceptara a última hora la defensa de un abogado.