La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Mundo

Kim Jong-un pisa el territorio surcoreano

El objetivo de la cumbre intercoreana busca la desnuclearización de Corea del Norte. La ceremonia tuvo lugar en el interior de la ‘Peace House'

Kim Jong-un , presidente de Corea del Norte (i), junto a su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, caminan de la mano en la zona desmilitarizada.

El líder norcoreano Kim Jong-un cruzó la línea de demarcación militar que separa las dos Coreas para mantener una histórica cumbre con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, en la que tratará la posible desnuclearización de la península.

La llegada del líder norcoreano se trata de un gesto histórico que convierte a Kim en el primer líder de Corea del Norte en pisar suelo del Sur desde que en 1953 acabó la guerra entre las dos Coreas, un conflicto cerrado por un alto el fuego pero no por un tratado de paz, reporta la agencia Efe .

Del lado surcoreano, el presidente Moon recibió a Kim Jong-un con una ceremonia de bienvenida.

Moon y Kim estrecharon manos y conversaron brevemente en la frontera intercoreana, y a continuación ambos líderes pasearon escoltados por una guardia de honor tradicional coreana y asistieron a una ceremonia antes de dirigirse al interior de la Peace House.

Entre los nueve delegados que acompañan a Kim Jong-un se encuentran el presidente honorífico del país, Kim Yong-nam, o la hermana del líder, Kim Yo-jong, que ocupa el cargo de directora de propaganda y que realizó una histórica visita al Sur en febrero para facilitar el acercamiento.

Por su parte, Seúl ha designado para su delegación, además de la canciller, Kang Kyung-hwa, o al titular de Defensa, Song Yong-moo, a figuras que también han jugado un importante papel en los últimos meses para facilitar esta cumbre.

LA OTAN PIDE MANTENER LA PRESIÓN

Previo a la cumbre intercoreana, el secretario general de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, ha pedido a la comunidad internacional que mantenga la presión y las sanciones sobre Pyonyang.

‘Hasta que veamos un cambio concreto en las acciones de Corea del Norte, debemos continuar presionando y continuar con las sanciones', declaró el jefe de la OTAN a la prensa.

A pesar de esta retórica, Stoltenberg ha acogido con satisfacción la cumbre intercoreana que precede a la posible reunión entre Kim y el presidente estadounidense, Donald Trump.

Moscú también aplaude la situación de normalización por la que atraviesa la península coreana, según declaraciones del secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev.

‘Hace poco hubiera dicho que ese lugar es el más peligroso del planeta, donde se podía esperar incluso acciones militares, que hubieran conllevado a empeorar significativamente la situación en el mundo', dijo Pátrushev, informa el diario Sputnik .

LA HISTORIA DEL CONFLICTO

Tras la II Guerra Mundial (1939-1945), Estados Unidos y la Unión Soviética se repartieron la Península de Corea, colonizada por Japón desde principios del siglo XX, trazando una línea divisoria a lo largo del paralelo 38.

Los soviéticos pusieron a cargo de Corea del Norte a Kim Il-sung y con él nació en septiembre de 1948 la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte), que ahora encabeza su nieto Kim Jong-un.

La sangrienta Guerra de Corea comenzó cuando el Ejército norcoreano invadió el Sur el 25 de junio de 1950, con el objetivo de reunificar un país dividido.

Las fuerzas de Estados Unidos encabezaron una coalición de la ONU para defender el Sur en su lucha contra el Norte comunista.

El conflicto acabó el 27 de julio de 1953 con terribles consecuencias humanitarias.