La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Mundo

Theresa May busca apoyo en los sindicatos

Ante el temor de una salida del Reino Unido de la UE sin alcanzar un acuerdo, varias empresas anunciaron que piensan trasladarse a otro país del bloque europeo

Muchos británicos prefieren que su país siga siendo parte de la UE.

La primera ministra británica, Theresa May, se reunió ayer con los sindicatos para lograr apoyos a su estrategia del brexit , en plena fuga de multinacionales del Reino Unido por la incertidumbre del proceso de salida del país de la Unión Europea (UE).

Un nuevo referéndum no procede

Diputados británicos partidarios de un segundo referéndum sobre el brexit renunciaron a plantear una enmienda para forzar al Gobierno a convocar esa consulta ante la falta de respaldo de la dirección del Partido Laborista, primero de la oposición en el Reino Unido.

Los laboristas Chuka Umunna y Luciana Berger, así como la conservadora Sarah Wollaston, entre otros, planeaban presentar una enmienda para ser votada el próximo martes en la Cámara de los Comunes.

Anularon su propósito, sin embargo, después de que el líder laborista, Jeremy Corbyn, haya descartado darle su apoyo de manera oficial, lo que minaba las posibilidades de que fuera aprobada.

Tras la reunión con May, la líder de la confederación británica de sindicatos (TUC), Frances O'Grady, lamentó que no ha recibido ‘las garantías que esperaba' respecto a los derechos de los trabajadores de cara al brexit o salida del Reino Unido de la UE.

La secretaria general de TUC instó a la jefa de Gobierno a que quite de la mesa la posibilidad de una ruptura no negociada, lo mismo que le exige el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn.

May ‘debería hacer lo correcto y quitar de la mesa la posibilidad de una salida sin acuerdo', insistió la líder sindical, que pidió a la mandataria ‘dejar de jugar con los chicos malos del final de la clase' y empezar a ‘escuchar'.

Por otro lado, el sector empresarial en el Reino Unido se encuentra en la cuerda floja ante la falta de concreción de cómo se resolverá el brexit , una incertidumbre que ha empujado al gigante aeroespacial Airbus a sumarse al goteo de empresas que se plantean abandonar el país si la salida se lleva a cabo sin acuerdo, según reporta la agencia Efe .

Esta compañía europea, que genera en suelo británico unos 6,000 millones de libras (unos 6,900 millones de euros) de facturación al año, advirtió de que, si se produce una salida de la UE no negociada, podría trasladar su actividad a otros países.

Decisión que ya han tomado otras empresas como la japonesa Sony, que informó recientemente que va a trasladar su principal sede europea desde el Reino Unido hasta Holanda.