Panamá,25º

13 de Dec de 2019

Mundo

Moon espera que la cumbre Kim-Putin reactive el diálogo sobre desarme

El mandatario surcoreano expresó también su deseo de reunirse con Putin en el marco de la cumbre del G20 que se celebrará en Osaka (Japón) a final de junio

Moon espera que la cumbre Kim-Putin reactive el diálogo sobre desarme

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, expresó hoy al secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, su deseo de que la cumbre entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente ruso, Vladimir Putin, sirva para reactivar el diálogo sobre desnuclearización.

"Espero que la cumbre Corea del Norte-Rusia celebrada hoy sirva de base para reiniciar las conversaciones entre Corea del Norte y EE.UU. y para promover el proceso de desnuclearización de la península coreana", dijo Moon durante la reunión celebrada en Seúl, según el extracto publicado por la oficina presidencia surcoreana.

El mandatario surcoreano expresó también su deseo de reunirse con Putin en el marco de la cumbre del G20 que se celebrará en Osaka (Japón) a final de junio.

Pátrushev dijo por su parte que sus dos países "comparten el mismo objetivo de lograr la completa desnuclearización y pacificación de la península" y aseguró que Moscú informará en detalle a Seúl "de los resultados de la cumbre lo antes posible".

El alto funcionario ruso mantuvo hoy a su vez un encuentro con su homólogo surcoreano, Chung Eui-yong, destinado a reforzar la cooperación en materia de seguridad regional.

La visita de Pátrushev a Seúl ha coincidido con la cumbre entre Putin y Kim celebrada hoy en la ciudad rusa de Vladivostok.

Tras la reunión en Vladivostok, celebrada dos meses después de la fracasada cumbre de Hanói, Putin subrayó que la desnuclearización es posible, pero que Pionyang "necesita garantías de seguridad" para avanzar e instó a negociar "paso a paso".

También destacó que las posturas de Rusia y EEUU sobre el arreglo de la crisis nuclear coinciden en gran medida, y que informará a la Casa Blanca sobre las negociaciones con Kim.

Pionyang ha propuesto implementar una desnuclearización gradual que vaya acompañada de un levantamiento progresivo de sanciones, una opción que cuenta con las simpatías de Moscú, Seúl o Pekín, pero que Washington no apoya.

En Hanói, la Casa Blanca abogó por el llamado "big deal" (gran acuerdo), que pasa por eliminar todos los programas de armas norcoreanos, además del atómico, antes de relajar cualquier sanción.