La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Sep de 2019

Mundo

Pérdida de vidas escalando el Everest

Esta temporada resultó ser la más mortal para los escaladores que osaron conquistar la mítica montaña.

El campamento, laborei ctotatis utae rempore t

La temporada de escalada de primavera hizo que el Monte Everest se agobiara aún más que cualquier otro año anteriora su conquista por primera vez en 1953, que llevaron adelante Sir Edmund Hillary y Tenzing Norgay.

En 2019, un número récord de 891 escaladores llegó a la cima, lo que provocó una congestión peligrosa en las rutas limitadas hasta el pico más alto del mundo.

Las multitudes en el Monte Everest, que han estado causando caos durante años, ahora se están convirtiendo en un grave peligro para la salud.

En 2019, solo hubo cinco días donde los vientos estuvieron a menos de 50 km/h, en comparación con 11 días en 2018. El efecto combinado de más personas que intentaron escalar y la menor cantidad de días de escalada, intensificó los cuellos de botella y creó largas filas de escaladores que intentaron subir el montaña.

Muchas personas que sufren de mal de altura no podían descender para buscar atención médica. En total, hubo 11 muertes en el Everest esta temporada, lo que la convierte en una de las más mortíferas de su historia.

El monte Everest es la montaña más alta del mundo con 20,029 pies. Está localizada en el continente asiático, en la cordillera del Himalaya, concretamente en la subcordillera de Mahalangur Himal; marca la frontera entre la República Popular China y Nepal.

En 1865, la Royal Geographical Society le dio al Everest su nombre oficial bajo recomendación de sir Andrew Waugh, topógrafo general británico de la India.

En la gráfica se muestra como la avaricia, el clima y la inexperiencia marcaron la temporada más mortal del Monte Everest.