Panamá,25º

17 de Nov de 2019

Mundo

El primer ministro iraquí no dimite mientras continúa la presión en las calles

El primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi, no mencionó hoy la posibilidad de dimitir, en medio de la segunda ola de amplias protestas que vive el país en un mes

Un manifestante corre entre rueda de coche ardiendo durante una manifestación en la plaza de Khillani en Bagdad, Irak.EFE

El primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi, no mencionó hoy la posibilidad de dimitir, en medio de la segunda ola de amplias protestas que vive el país en un mes, mientras miles de iraquíes continúan en las calles y las fuerzas políticas negocian un acuerdo sobre un cambio de Gobierno o elecciones anticipadas.

Después de que este jueves el presidente iraquí, Barham Saleh, se mostrara a favor de convocar elecciones anticipadas y asegurara que Abdelmahdi estaba dispuesto a dimitir, el jefe del Ejecutivo emitió hoy un comunicado en el que reconoció las repercusiones de las protestas pero no habló de su renuncia o un cambio ministerial.

"Las protestas lograron muchos de sus objetivos y empujaron a los tres poderes a revisar sus posiciones, y crearon un gran movimiento político", aseguró el primer ministro, destacando que también llevaron a la toma de "una serie de decisiones para responder a muchas de las demandas de los manifestantes".

Sin embargo, Abdelmahdi aseguró que "ha llegado el momento de que la vida vuelva a la normalidad" en las calles de Irak y que todos los sectores reanuden su actividad, al mismo tiempo que reconoció el derecho de los manifestantes a expresarse libremente a través de "prácticas legales".

Estaba previsto que el jefe del Gobierno acudiera al Parlamento el jueves, pero su comparecencia aún no se ha producido y el presidente de la Cámara, Mohamed al Halbusi, anunció este sábado que los diputados estarán reunidos en sesión permanente para abordar la situación y responder a las demandas del pueblo.

Las fuerzas políticas del Hemiciclo han dado comienzo a las consultas para "tomar decisiones acorde con las demandas de los manifestantes", según el líder del Partido Popular Iraquí, que forma parte de la coalición de Al Fath (La Conquista) en el Parlamento, Mohamed al Hasani.

El político dijo a Efe que durante las consultas se destacó "la necesidad de un cambio de Gobierno, pero hay quienes creen que el cambio debe ser parcial, es decir, mantener al actual primer ministro y llevar a cabo cambios ministeriales y reformas".

Según Al Hasani, desde su coalición apoyan esta opción parcial, mientras que otras fuerzas políticas piden un "cambio total" con la renuncia del Gobierno en bloque y la celebración de elecciones anticipadas, como el bloque Sairún, apadrinado por Muqtada al Sadr, y la coalición Al Nasr, liderada por el exprimer ministro Haidar al Abadi.

Los manifestantes piden un cambio del sistema de gobierno, basado en el sectarismo y la corrupción, y reformas económicas y políticas profundas para lograr un mejor reparto de los recursos del país rico en petróleo.