Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Mundo

Dictadura saudí 'donó' $100 millones al rey de España usando fundación en Panamá

La Justicia de España y Suiza investiga un posible caso de corrupción en el que figura la sociedad registrada en Panamá y una transferencia millonaria

Diputados españoles aprueban ley que permite abdicar a Juan Carlos
El rey Juan Carlos de España.EFE

Autoridades judiciales en Suiza investigan la supuesta "donación" de 100 millones de dólares realizada por el régimen saudí al rey Juan Carlos I de España, en una cuenta de un banco suizo ligado a una fundación panameña.

Según el diario suizo Tribune de Genève y la prensa española, parte de ese dinero —unos 65 millones de dólares— fueron transferidos a Corinna Larsen, amante del monarca español, desde el Ministerio de Finanzas de Arabia Saudita a Lucum Foundation registrada en Panamá.

La Fiscalía suiza, de acuerdo con información publicada por el diario alpino, considera que los 100 millones de dólares que llegaron a la fundación en Panamá procedían del rey saudí Abdul Aziz Al Saud, y que el beneficiario único de esa fundación sería Juan Carlos I.

A su vez, la Fiscalía Anticorrupción española envió a Suiza una comisión rogatoria para recabar datos sobre la millonaria transferencia de dinero de Juan Carlos a Larsen.

"La donación se documentó claramente como un regalo, y las empresas de servicios profesionales y los bancos realizaron el cumplimiento y la diligencia debida necesarios",Abogados de Corinna Larsen

La petición se produjo en el marco de la investigación en España sobre el pago de posibles comisiones en la adjudicación a un consorcio de empresas españolas de una línea de ferrocarril de alta velocidad Medina-La Meca (Arabia Saudí) por más de 6,700 millones de euros.

Los abogados de Larsen explicaron a la agencia Efe, en tanto, que su cliente recibió en 2012 un regalo "no solicitado" del rey emérito, "quien lo describió como una forma de donación para ella y su hijo".

"La donación se documentó claramente como un regalo, y las empresas de servicios profesionales y los bancos realizaron el cumplimiento y la diligencia debida necesarios", añadieron los abogados.

También sostuvieron que Larsen no tuvo ninguna participación en el contrato del tren de alta velocidad y que la "donación" de Juan Carlos I "no tiene conexión" con la adjudicación del proyecto.

Larsen mantuvo unas conversaciones en 2015 en Londres con el excomisario de policía José Villarejo (actualmente encarcelado tras ser acusado de numerosos delitos) que este grabó, y en las que ella hacía referencia a comisiones que el monarca español presuntamente habría percibido por ese contrato y que ella habría sido su testaferro.

El anterior juez instructor decidió de acuerdo con la Fiscalía archivar ese caso ya que solo existía el relato de Larsen, sin apoyo documental. Además, se trataría de hechos ocurridos antes de la abdicación de Juan Carlos I, en junio de 2014, por lo que el rey entonces era inviolable desde el punto de vista jurídico.

Pero el juez remitió a la Fiscalía Anticorrupción la documentación por si se hubieran producido hechos de corrupción en la adjudicación del contrato ferroviario, y poco después esa institución abrió la actual investigación.

Tras las informaciones divulgadas esta semana, tres partidos con representación parlamentaria, los partidos Más País y Compromís, junto con el independentista catalán ERC, registraron hoy una petición para que el Congreso de los Diputados cree una comisión de investigación sobre el caso.

El partido Unidas Podemos —socio de la coalición de Gobierno— también dijo hoy que promoverá una comisión parlamentaria de investigación.