Temas Especiales

20 de Sep de 2020

Mundo

¿Qué está pasando con las tensiones en la península coreana?

El intercambio de amenazas y la movilización de soldados por parte de Corea del norte y del sur, ponen fin al periodo de acercamientos de paz iniciado en 2018

El Ministerio de Defensa surcoreano confirmó que responderá de forma “severa” y “sin titubear” en caso de “provocaciones militares” de Corea del Norte.EFE

Piongyang envió este jueves un contingente de tropas a retomar sus puestos en la frontera con el sur, siendo esta la última de las acciones en la reciente escalada de tensiones en la península coreana, un augurio de una nueva crisis en la región.

Estas movilizaciones se dan luego de que el norte volara este martes la oficina de enlace intercoreana, como respuesta a lo que calificaron como “provocaciones” de Seúl, al permitir estos el lanzamiento de globos con propaganda contra el Gobierno norcoreano.

“Si se permite que ese acto malintencionado cometido ante nuestros ojos siga su curso (...), las autoridades de Corea del Sur pronto deberán enfrentar la peor etapa”, advirtió el pasado 4 de junio, Kim Yo-jong, hermana del líder de Corea del Norte.

En tanto que, el Ejecutivo surcoreano, hasta ahora con una postura más conciliadora, endureció el tono acusando a sus vecinos de afectar las “las expectativas de aquellos que desean impulsar las relaciones intercoreanas y establecer la paz en la península”. Al mismo tiempo, las Fuerzas Armadas del Sur reforzaron la vigilancia en la frontera.

El ministro de Defensa surcoreano, Jeong Kyeong-doo, confirmó que su país responderá de forma “severa” y “sin titubear” en caso de “provocaciones militares” del norte, de acuerdo a la agencia Yonhap.

La oficina, creada en 2018 durante los acercamientos entre los dos países, tenía una importancia simbólica como espacio de encuentro y de los últimos acercamientos de paz entre las Coreas, que llevaron incluso a una reunión histórica entre el líder norcoreano Kim Jong-Un y el presidente estadounidense, Donald Trump, en 2019.

Pese a estos avances, el fracaso de la cumbre de Hanoi de febrero del año pasado sobre desnuclearización, en la que Estados Unidos vio insuficiente la propuesta de desarme del Gobierno norcoreano, mientras este último consideró que Washington no daba garantías de cesar las sanciones y amenazas al país, devino en un estancamiento de cualquier acuerdo; hoy rotos del todo tras más de un año de permanecer congeladas las negociaciones.

Para el exsecretario de política exterior presidencial de Corea del Sur, Chang Ho-jin, las acciones de Piongyang estarían buscando presionar a Seúl para que tome una posición más fuerte en cuanto al levantamiento de la sanciones estadounidenses. Consultado por la agencia Reuters, Chang considera que la movida tendría además la intención de forzar a la administración Trump para que retome las conversaciones.

Por el momento, algún intento de Washington por retomar la situación coreana parece poco probable, dado que el mandatario se encuentra sumergido en la compaña electoral por su reelección en noviembre, aunado a los problemas con el brote del nuevo coronavirus y el estallido de protestas antirracistas en todo el país.

Aún así, fuentes diplomáticas de la Cancillería surcoreana, citadas por Reuters, indicaron que podría darse un “último esfuerzo” de la Casa Blanca antes de los comicios.

En el lado norcoreano, la urgencia de relajar las sanciones es clave. El país se ha visto comprometido durante los últimos años por el aumento de las presiones de Washington, del Consejo de Seguridad de la ONU, un panorama agravado por la disminución del comercio con China –su principal aliado político y económico– tras las restricciones por la pandemia de la covid-19. Lo que hace más apremiante para el monolítico gobierno de la familia Kim, encontrar una salida pronta a una situación que podría complicar aún más al país.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra desde hace casi 70 años, un conflicto que las enfrentó entre 1950 a 1953, con intervención de Estados Unidos, China y la Unión Soviética. Igualadas las fuerzas en el terreno, se firmó un alto el fuego sin acuerdo de paz que dividió a la península y se mantiene hasta hoy.

Corea del Norte manda tropas a la frontera