Temas Especiales

13 de May de 2021

Mundo

La UE y el Reino Unido logran un acuerdo sobre su relación tras el Brexit

La decisión se da a solo una semana de que el 1 de enero la legislación comunitaria deje de aplicarse en territorio británico

Los negociadores de la Unión Europea y del Reino Unido han llegado este jueves en Bruselas a un acuerdo sobre las condiciones de su relación futura para evitar un Brexit a la brava el próximo 31 de diciembre, cuando los británicos dejen de ser parte del club comunitario tras más de cuatro décadas, han informado fuentes europeas y británicas.

La UE y el Reino Unido lograron un acuerdo histórico que sella las bases de su futura relación.EFE

El director de la influyente Confederación de la Industria Británica (CBI, en inglés), Tony Danker, admitió que el acuerdo del Brexit supone un “gran alivio para las empresas en momentos difíciles, según reseñó la agencia EFE.

“Esto llega como un gran alivio para los negocios británicos en momentos en que la resistencia está en su momento más bajo. Ya que ha tardado en llegar, es vital que ambas partes tomen medidas para que el comercio y los servicios fluyan mientras las empresas se ajustan al cambio”, agregó Danker en un comunicado.

Por su parte, la consejera delegada del Consejo Británico Minorista (BRC, en inglés), Helen Dickinson, expresó su satisfacción por el “anuncio de un acuerdo de libre comercio entre el Reino Unido y la UE”, alcanzado cuando faltan siete días para que termine el periodo de transición entre Londres y Bruselas.

'Hemos recuperado el control'

El primer ministro británico, Boris Johnson, proclamó que su país “ha recuperado el control sobre sus leyes y su destino” al alcanzar un acuerdo para definir la relación comercial pos-Brexit entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE).

En una comparecencia desde su residencia de Downing Street, Johnson dijo que el pacto alcanzado “protegerá los puestos de trabajo” en el Reino Unido y le permitirá ser “un Estado costero independiente con pleno control de sus aguas” por primera vez desde 1973.

Los países europeos acogen con cautela el acuerdo del Brexit

La decisión ha sido recibida con alivio y alegría por parte los mandatarios de los países miembros de la UE, pero más allá de la satisfacción por el pacto también se han mostrado precavidos con su contenido.

El presidente de España, Pedro Sánchez, ha dado la bienvenida al histórico pacto y aseguró que “los Estados miembros lo examinarán y el Consejo Europeo se pronunciará en los próximos días”. Sánchez no desaprovechó la oportunidad para recordar el conflicto eterno con el Reino Unido: “España y el Reino Unido seguiremos dialogando para lograr un acuerdo sobre Gibraltar”, según registró el medio español El Periódico.

“Esto llega como un gran alivio para los negocios británicos en momentos en que la resistencia está en su momento más bajo”
TONY DANKER,
DIRECTOR DE LA INFLUYENTE CONFEDERACIÓN DE LA INDUSTRIA BRITÁNICA (CBI, EN INGLÉS)

En la misma línea que Sánchez, la canciller alemana, Angela Merkel, celebró el acuerdo alcanzado entre Bruselas y Londres, y señaló que espera analizar y responder rápidamente si Alemania lo apoya.

Desde París, la respuesta ha sido más efusiva. “La unidad y la firmeza europeas han dado sus frutos. El acuerdo con el Reino Unido es esencial para proteger a nuestros ciudadanos, nuestros pescadores, nuestros productores. Nos aseguraremos de que así sea. Europa avanza y puede mirar al futuro, unida, soberana y fuerte”, tuiteó el presidente francés, Emmanuel Macron.

Roma también ha mostrado su alegría. “Se garantizan los intereses y los derechos de las empresas y los ciudadanos europeos. El Reino Unido será un socio y aliado central para la UE e Italia”, ha señalado su primer ministro, Giuseppe Conte.

Dudas y críticas

Varios Estados han hecho énfasis en la necesidad de analizar a fondo el acuerdo antes de darle su visto bueno. El gobierno de los Países Bajos ha remarcado que estudiará “detenidamente” ese borrador y “prestará especial atención a los acuerdos sobre igualdad de condiciones, el acceso de los pescadores holandeses a las aguas británicas y la gobernanza del acuerdo”. Antes de anunciarse el pacto, el ministro de Exteriores neerlandés, Stef Blok, advirtió que solo aceptará un “acuerdo con bases justas” para ambas partes.

Quien no se ha tomado bien algunos de los puntos del acuerdo ha sido la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, quien ha criticado que poner fin a la participación del Reino Unido en el programa Erasmus es un acto de “vandalismo cultural por parte del Gobierno británico”.