Temas Especiales

28 de Jul de 2021

Mundo

Compañías alemanas de logística advierten de trastornos debido a controles fronterizos por covid-19

De acuerdo a la DSLV, los extensos procedimientos podrían conducir a congestiones de tránsito en las fronteras, desviaciones de largas distancias y, por lo tanto, a trastornos en las cadena de abasto

frontera entre Alemania y Austria
Policías portando mascarillas se preparan para revisar un vehículo en un puesto de control, en la frontera entre Alemania y Austria, en Bad Reichenhall, en el sur de Alemania,Xinhua

La Asociación Alemana de Expedición y Logística (DSLV) de Alemania advirtió hoy sobre las consecuencias económicas de los controles en las fronteras entre Alemania y Austria y entre Alemania y la República Checa debido a la pandemia de covid-19.

Los empleados del sector de transporte tienen que registrar su entrada con efecto inmediato, incluso si sólo circulan a través de las áreas con variantes del virus, y también deberán proporcionar un certificado de prueba negativa de covid-19, señaló la DSLV.

Estos "nuevos obstáculos" podrían conducir a congestiones de tránsito en las fronteras, desviaciones de largas distancias y, por lo tanto, a trastornos en las cadena de abasto, indicó la DSLV.

Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) tienen que responder decididamente a la pandemia de COVID-19 pero como una comunidad. "Ahora, no debemos regresar a la política nacional de fronteras cerradas como en marzo de 2020", advirtió el presidente de la DSLV, Axel Plass.

Hasta el domingo, se han aplicado regulaciones más estrictas de entrada en las fronteras entre Alemania y Austria y entre Alemania y la República Checa. El Ministerio del Interior alemán señaló que sólo se aplicarán excepciones a las personas con residencia y derecho de residencia en Alemania, personal de transporte de carga y trabajadores de la salud.

El trabajo de las compañías de logística se dificultó más por la falta de armonía en el derecho de entrada de numerosos Estados de la UE, dijo la DSLV. Como resultado, las compañías "ya no pueden cumplir los compromisos de entrega con base en la demanda en esas condiciones".

Los conductores de camiones, así como los conductores de trenes o la tripulación de barcos, difícilmente pueden tener contacto con otras personas durante sus viajes a través de la frontera, subrayó la DSLV.

Además, la carga y descarga de las unidades de transporte también se llevan a cabo sin el menor contacto directo.

La mañana de este lunes, se registró un embotellamiento de un kilómetro en la frontera entre Alemania y la República Checa debido a los controles de entrada, informó la Agencia Alemana de Prensa (dpa). 

El domingo, los viajeros necesitaron entre una y dos horas para continuar su viaje.