27 de Sep de 2021

Mundo

Calidad de aire de Beijing empeora con llegada de tormenta de arena

La capital china experimentó fuertes vientos el domingo por la mañana y la visibilidad se redujo a entre uno y dos kilómetros en la mayoría de las áreas, según el departamento meteorológico de Beijing

Tormenta de Arena en China
Tormenta de Arena en ChinaXinhua

La segunda tormenta de arena en dos semanas azotó Beijing hoy domingo, tiñendo el horizonte de amarillo y empeorando la calidad del aire a severamente contaminada.

La capital china experimentó fuertes vientos el domingo por la mañana y la visibilidad se redujo a entre uno y dos kilómetros en la mayoría de las áreas, según el departamento meteorológico de Beijing.

Zhang Linna, meteoróloga jefa de la estación meteorológica municipal, dijo que el clima polvoriento, con fuertes vientos y polvo espeso, durará más de 12 horas, pero su intensidad será ligeramente más débil que la tormenta de arena registrada el 15 de marzo.

El Centro Municipal de Monitoreo Ecológico y Ambiental de Beijing dijo que la tormenta de arena, después de azotar a Mongolia entre el viernes y el sábado, se desplazó hacia el sur hasta la región autónoma de Mongolia Interior de China y las provincias de Gansu, Shanxi y Hebei.

La tormenta de arena ya había envuelto toda la ciudad de Beijing a las 07:00 horas del domingo, y la concentración de PM 10 superó los 2.000 microgramos por metro cúbico, según el centro.

  • Tormenta de Arena en China
    Tormenta de Arena en ChinaEFE
  • Tormenta de Arena en China
    Tormenta de Arena en ChinaEFE
  • Tormenta de Arena en China
    Tormenta de Arena en ChinaEFE
  • Tormenta de Arena en China
    Tormenta de Arena en ChinaEFE

Pronosticó que la contaminación del aire se aliviará el domingo por la noche a medida que la tormenta de arena se apacigue.

Según los datos oficiales, la tormenta de arena de Beijing alcanzó su nivel máximo en la década de 1950, cuando registró un promedio de 18 días de clima arenoso al año, pero luego disminuyó a medida que la forestación en el norte de China cobró fuerza. En la primera década del nuevo siglo, la ciudad registró un promedio de 0,6 días polvorientos por año.