Temas Especiales

26 de Ene de 2022

Mundo

Los campesinos indios celebran un año de acampadas contra una reforma agraria

Los sindicatos también exigen la dimisión del viceministro del Interior indio, Ajay Kumar Mishra, cuyo hijo fue detenido en relación con el atropello de cuatro agricultores durante las protestas

Nueva Delhi
Los campesinos permanecen acampados en varios puntos de las afueras de Nueva Delhi.EFE

Miles de agricultores celebraron este viernes en la India un año de las acampadas permanentes en torno a Nueva Delhi contra unas leyes para liberalizar el sector, unas masivas manifestaciones que continúan a pesar de que el Gobierno ha anunciado que revocará pronto la controvertida legislación.

Los sindicatos de agricultores exigen ahora que el precio mínimo de apoyo (MSP, en inglés) sea extendido a todos los productos agrícolas, que el Gobierno retire los casos abiertos contra algunos manifestantes y la dimisión de un ministro.

"Un año de esfuerzo, determinación y lucha. El primer ministro, (Narendra) Modi, dice que las leyes serán revocadas en la próxima sesión del Parlamento. Pero, ¿qué hay del MSP? ¿No es un derecho de nuestros agricultores?", se preguntó en un comunicado el Samyukt Kisan Morcha (SKM), la coalición de decenas de organizaciones agrícolas detrás de las protestas.

Los campesinos permanecen acampados en varios puntos de las afueras de Nueva Delhi, en las carreteras que conectan la capital india con los estados vecinos, y los sindicatos informaron que miles más han acudido a las protestas para marcar el aniversario.

Las autoridades les impidieron hace un año protestar en la metrópolis contra las polémicas reformas, cortándoles el paso en la frontera.

Pero los agricultores procedentes sobre todo del cinturón agrícola del norte de la India se negaron a dar media vuelta y se instalaron sobre el asfalto, con sus tractores y escasas pertenencias.

Los campesinos comenzaron sus protestas en noviembre del año pasado en contra de tres leyes que, a su juicio, dejan a los productores a merced del libre mercado, sin garantías de protección.

El Gobierno indio, sin embargo, ha mantenido que las normas intentan dar a los agricultores capacidad para negociar los precios y la producción directamente con los compradores, sin trabas ni intermediarios.

En un anuncio que sorprendió incluso a los sindicatos, Modi afirmó hace una semana que el Gobierno retirará las tres leyes en la sesión parlamentaria que comienza el próximo lunes.

Pero los agricultores se han negado a desmantelar los campamentos, y reclaman una mayor cobertura del precio mínimo de apoyo y que el Gobierno compense económicamente a los familiares de los al menos 683 campesinos que según el SKM han muerto durante las protestas.

Los sindicatos también exigen la dimisión del viceministro del Interior indio, Ajay Kumar Mishra, cuyo hijo fue detenido en relación con el atropello de cuatro agricultores durante las protestas.