30 de Nov de 2022

Mundo

Sánchez pide una asociación reforzada entre la UE y África ante el terrorismo

El madatario español recalcó que disponer de paz y seguridad son "prerrequisitos" en la consecución de la prosperidad y la construcción de cualquier proyecto de futuro

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, hoy durante su visita a El Cairo.
El presidente del Gobierno español, Pedro SánchezEFE

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, defendió este jueves ante líderes europeos y africanos una asociación reforzada entre ambas regiones para hacer frente a los desafíos que más afectan a África, entre ellos el terrorismo o la falta de seguridad marítima.

Sánchez copresidió una mesa sobre paz, seguridad y gobernanza en el marco de la cumbre Unión Europea(UE)-Unión Africana(UA) que reúne hasta el viernes a líderes de ambos continentes para reflexionar sobre la forma de colaborar en diversas áreas.

Los trabajos se han dividido en siete mesas que versan sobre financiación para un desarrollo sostenible e incluyente; cambio climático y energía; paz, seguridad y gobernanza; integración económica; educación, cultura, migración y movilidad; agricultura; y sistema de salud y promoción de vacunas.

El jefe del Gobierno español copresidió la de seguridad y gobernanza junto al presidente de Mauritania, Mohamed Ould Ghazouani; y el de Ghana, Nana Akufo-Addo, y en ella participaron, entre otros, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el Alto Representante para la política exterior de la UE, Josep Borrell.

PAZ Y DESARROLLO

Sánchez, según informaron fuentes españolas, recalcó que disponer de paz y seguridad son "prerrequisitos" en la consecución de la prosperidad y la construcción de cualquier proyecto de futuro.

"No hay paz sin desarrollo, ni desarrollo sin seguridad y estabilidad", señaló.

España dijo que considera fundamental tener a la Unión Africana como socio estratégico y construir una "asociación reforzada" con la UE para garantizar soluciones africanas a problemas africanos.

"Desde la UE nuestro objetivo es intentar conocer cómo podemos ser de mayor utilidad en el continente africano. Queremos escuchar y aprender para así poder construir una asociación reforzada frente a los desafíos que más afectan a África, como el terrorismo o la falta de seguridad marítima", añadió.

En la mesa se constató que hay una preocupación común por el crecimiento del terrorismo y los numerosos factores que generan inestabilidad en el continente.

De ahí la importancia que da España a reforzar la cooperación entre la UE y la Unión Africana.

En ese contexto, se hizo hincapié en la necesidad de crear oportunidades para los jóvenes y evitar que caigan en las redes del terrorismo.

Un aspecto novedoso es la propuesta de colaboración entre la UE, la UA y la ONU para pasar de las operaciones de mantenimiento de la paz a las de consolidación de la paz.

Los líderes presentes en la reunión repasaron los principales conflictos abiertos en el continente, desde el cuerno de África a Africa Central, Etiopía o el Sahel.

En relación con el Sahel, los socios internacionales reconocen la necesidad de seguir presentes en esta región y para ello, se proponen analizarlos detalles y circunstancias.

También se abordó la situación en Libia ya que tiene un enorme impacto en la inestabilidad del Sahel.

SÁNCHEZ, BURITA Y GALI

Con motivo de la cumbre, Sánchez coincidió con el ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, y con el líder del Frente Polisario, Brahim Gali, pero no hay constancia gráfica de que saludara a alguno de ellos.

En la sesión de apertura, el jefe del Gobierno ocupó un lugar alejado de Gali pero cercano al destinado a Marruecos, casi a espaldas del jefe de la diplomacia de este país.

Sánchez y Burita coincidirán el viernes en una de las siete mesas en las que se ha dividido la cumbre, la que abordará el problema de la migración, que será copresidida por el ministro marroquí junto a los representantes de Portugal, Austria y Benin, y en la que participará el presidente del Gobierno.

España y Marruecos están en vías de intentar superar su crisis diplomática provocada por la acogida en territorio español de Gali para ser ingresado en un hospital y la posterior avalancha de emigrantes irregulares que entraron en Ceuta en mayo del año pasado.

Antes de la cumbre UE-África los líderes europeos protagonizaron una reunión informal para analizar la situación en Ucrania y, tras ella, Sánchez destacó la "absoluta unanimidad" que cree que quedó patente en ella sobre la respuesta de la Unión Europea.

"Hemos subrayado la necesidad de continuar con la diplomacia, con el diálogo abierto con Rusia", añadió antes de recordar las iniciativas que está habiendo desde diversos países, entre ellos Estados Unidos.

Al mismo tiempo, destacó la "firmeza y solidaridad" de todos los socios europeos en la defensa de la integridad territorial de Ucrania y de su soberanía nacional.

Entre los asistentes a la cumbre UE-África está la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, con quien Sánchez mantuvo una reunión.

En el encuentro abordaron lo que Georgieva calificó de "fuerte recuperación" de España y otras cuestiones como la evolución de la inflación, el cambio climático, como fortalecer el sistema multinacional y los problemas de la cadena de suministro.