10 de Dic de 2022

Mundo

La ONU lanza un fondo multimillonario para apoyar la educación en los países pobres

Naciones Unidas destaca que el mecanismo permitirá multiplicar por siete cada dólar que se invierta en comparación con la ayuda tradicional

Fotografía de archivo en la que se ve un salón de clase en Yemen.
Fotografía de archivo en la que se ve un salón de clase en Yemen.EFE

Naciones Unidas, junto a varios países y entidades, presentó este sábado un nuevo fondo financiero para apoyar la educación de los niños más vulnerables del mundo, con una dotación inicial de 2.000 millones de dólares y la expectativa de aportar hasta 10.000 millones de aquí a 2030.

Según la ONU, la Facilidad Financiera Internacional para la Educación se utilizará para responder a la actual crisis educativa y a las crecientes desigualdades en este ámbito, que se han exacerbado por la combinación de la pandemia, el cambio climático y los conflictos.

El proyecto, en el que se viene trabajando desde hace años, usa una combinación de subvenciones de los donantes y garantías por parte de Estados para generar financiación que pueda usarse en proyectos educativos.

Naciones Unidas destaca que el mecanismo permitirá multiplicar por siete cada dólar que se invierta en comparación con la ayuda tradicional.

Países Bajos, Suecia y Reino Unido han estado desde el inicio a la cabeza de esta iniciativa, con la que se pretende compensar la disminución de los recursos destinados a la educación en países pobres y de ingresos medios.

Este nuevo fondo se presenta oficialmente en el marco de la Cumbre sobre la Transformación de la Educación convocada por el secretario general de la ONU, António Guterres, que se celebrará el próximo lunes.

Antes, Naciones Unidas está albergando discusiones sobre este mismo asunto, primero con representantes juveniles, el viernes, y hoy con el sector privado y organizaciones de distintos ámbitos.

"Para verdaderamente transformar la educación necesitamos un cambio total", subrayó en un comunicado el exprimer ministro británico y enviado de la ONU para la Educación Global, Gordon Brown, que consideró que el instrumento financiero lanzado hoy puede multiplicar los recursos para ayudar a los niños más vulnerables del mundo.