Trabajadores se movilizan en Lisboa por salarios y medidas contra inflación

Actualizado
  • 19/03/2023 00:00
Creado
  • 19/03/2023 00:00
Los sindicatos exigen subidas de salarios y pensiones de al menos un 10%, límites para los precios de servicios básicos e impuestos sobre los beneficios extraordinarios de empresas y bancos

Miles de trabajadores se movilizaron hoy en Lisboa en demanda de subidas salariales y de pensiones y a favor de medidas para limitar los precios de productos básicos y contener la inflación que en Portugal superó el 8% en febrero.

Convocada por la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP) bajo el lema "Todos a Lisboa", la manifestación transcurrió sin incidentes por el centro de la capital lusa encabezada por una pancarta con el reclamo de "Aumento general de salarios y pensiones, emergencia nacional".

La convocatoria estaba dirigida a trabajadores de todos los sectores y de todo el país, aunque profesores, empleados de la función y pensionista fueron los colectivos con mayor representación.

Los sindicatos exigen subidas de salarios y pensiones de al menos un 10%, límites para los precios de servicios básicos e impuestos sobre los beneficios extraordinarios de empresas y bancos.

"Exigimos un aumento de los salarios, elevar el poder de compra, impulsar el consumo y empleo con derechos", reclamó Isabel Camarinha, secretaria general de la CGTP.

La movilización contó también con el apoyo de los partidos minoritarios de izquierda, como el Partido Comunista y el Bloque de Izquierda.

Desde el PCP, su secretario general, Paulo Raimundo, recordó que el empleo debe acompañarse de derechos y salarios "que es con lo que se pagan las cuentas", mientras Catarina Martins, del BE denunciaba que el Gobierno se limita a hacer anuncios y no ha cumplido sus compromisos porque "respeto para quien trabaja es actualizar salarios y congelar precios".

La movilización se produce al día siguiente de la huelga de empleados públicos que afectó especialmente a colegios, hospitales y oficinas de la Administración del Estado.

La conflictividad social aumenta en Portugal en medio de la escalada de precio, que en febrero crecieron un 8,2%, con la mayor subida de alimentos registrada desde 1985.

El Gobierno portugués, que preside el socialista António Costa, descarta, por el momento, adoptar una política de limitación de precios para frenar la inflación.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus