Temas Especiales

25 de May de 2020

Nacional

Exigen reapertura de centro educativo

PANAMA OESTE. Cuando se creía que el problema con la fibra de vidrio en los colegios era asunto del pasado, en el distrito de Arraiján,...

PANAMA OESTE. Cuando se creía que el problema con la fibra de vidrio en los colegios era asunto del pasado, en el distrito de Arraiján, más de 800 estudiantes tiene un mes sin recibir clases.

Durante las últimas tres semanas, la escuela San José de Bernardino, en Arraiján ha permanecido cerrada, precisamente por problemas con la fibra de vidrio. La semana pasada un grupo de padres de familia salió a la carretera Panamericana a protestar, exigiendo una respuesta por parte del Ministerio de Educación y de la empresa que realizó la limpieza, para conocer cuándo sus hijos pueden retornar a clases.

De acuerdo con la señora Ilka Bonilla, madre de familia, la referida escuela desde hace un mes permanece cerrada, incluso varios estudiantes presentaron problemas de alergias y picazón, motivando que la directora decidiera la suspensión de clases y que los padres se llevaran a sus hijos para las casas.

Dijo que no saben cómo se recuperará el tiempo perdido, ya que se habló de trabajar con módulos y no han visto a los docentes por la escuela. Denunció que durante el mes de suspensión de las clases, los educadores ni se han presentado a la escuela y la directora llega cerca del mediodía.

Sentenció, que si esta semana no hay respuesta volverán a las calles, hasta que se solucione la situación, pues los 800 estudiantes no van a perder el año ahora que están a inicios del tercer bimestre.

La profesora Clara de Rojas, directora de la escuela San José de Bernardino, explicó que ya se realizó la limpieza de la fibra de vidrio, dentro de la escuela, pero los estudiantes seguían presentando síntomas, por lo que ahora están a la espera del resultado de la inspección que realizó la Autoridad del Canal de Panamá.