Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Nacional

Conato de incendio en bus, asusta a pasajeros

PANAMÁ. En Panamá la historia de “Bus de la Muerte” o el 8B-06 se ha convertido en el mejor ejemplo para tomar las precauciones en caso...

PANAMÁ. En Panamá la historia de “Bus de la Muerte” o el 8B-06 se ha convertido en el mejor ejemplo para tomar las precauciones en caso de incendio en un vehículo de transporte colectivo.

Tirarse por la ventana, es la primera regla, debido a que estos autobuses coincidencialmente tienen un candado en la puerta de emergencia que obstaculiza la salida de las personas cuando más se necesita.

Ayer, el bus 8B- 3672, el que pertenece a la ruta Corredor - Mano de Piedra presentó un desperfecto y una cortina de humo comenzó a esparcirse repentinamente en el interior del vehículo, esto produjo que las personas abordo entraran en pánico. Ellos mismos confesaron que se acordaron de la tragedia del bus en La Cresta.

El incidente ocurrió en el Kilómetro 8, cerca de la garita de Betania cuando el bus se dirigía hacia el centro de la ciudad. En ese momento, la multitud intentó escapar por la puerta de emergencia, pero tenía un candado con una cadena, por lo que se aglomeraron en la entrada principal del bus. Algunos no resistieron y optaron por tirarse por la ventana. Un señor se le quebró el brazo al caer al pavimento, y tuvo que ser trasladado al Hospital Santo Tómas por agentes policiales.

Entre algunas de las versiones de los presentes, el autobús estaba averiado y el conductor lo sacó del taller para ir a dar una vuelta, pero Wilder Cedeño, el dueño del bus dijo que todo ocurrió porque una manguera cayó en el motor y se produjo el humo. “Aunque traté de calmarlos (a los pasajeros) ellos se alarmaron y decían que el bus se estaba quemando”.

Cedeño tiene 26 años de edad y los agentes policiales le confiscaron sus documentos e inhabilitaron el permiso del bus para realizar investigaciones.

Los pasajeros, quienes pasaron un gran susto, lamentaron que esta situación se esté dando luego de la terrible tragedia ocurrida hace dos años, en donde murieron 18 personas calcinadas.

Los daños al bus se limitaron a la quema del motor, pero el fuego no se extendió hacia el resto del vehículo, marca Volvo.

OTROS CASOS

El caso no es nuevo, luego del 8B-06 otros vehículos han pasado por la misma situación. El 7 de febrero, el bus 3B-438 de la ruta Panamá-Colón que llevaba abordo a 54 pasajeros se incendió en el Corredor, a la altura de la Avenida La Amistad. No hubo heridos porque el conductor decidió bajar a los pasajeros del bus y en 20 minutos el autobús ardió. La causa aparente era que un caucho se recalentó originando el fuego.

Ese mismo mes, el día 24, otro bus: el 4B-792 de Padafront que transportaba a 40 personas, presentó un desperfecto, el conductor se percató de que el bus se estaba prendiendo al girar en un curva y ver por el retrovisor el humo en la parte trasera del bus. Tampoco hubo heridos.

En septiembre hubo otros dos casos, el del bus de Panamá-La Chorrera que se incendió frente a Howard, donde los pasajeros denunciaron que los extintores no servían. Y el caso más reciente (quizás el menos conocido) fue un bus del MINSA que llevaba a 15 personas, se incendió el pasado 10 de septiembre frente a la sucursal del Banco Nacional en Chepo. David Ramírez, del Movimiento 23 de Octubre ha insistido en que es necesario revisar un gas que incluso se prohibió en EEUU y se sigue usando en Panamá.